Biografías 0004 – Susana Giménez

María Susana Giménez Aubert (Buenos Aires, 29 de enero de 1944) es una actriz, exvedette, exmodelo y presentadora de televisión argentina. Durante sus más de 40 años de carrera, filmó 30 películas y actuó en 11 obras teatrales. En 1987 inició su programa televisivo, Hola Susana, transmitido por ATC.

Apenas empezó, obtuvo una alta repercusión gracias a sus concursos telefónicos, sus números musicales y sus entrevistas a personalidades del espectáculo, el deporte y la política. Poco después el ciclo fue renombrado a Hola Susana, te estamos llamando; sin embargo, más tarde pasaría a llamarse Susana Giménez, debido a un litigio judicial.

Susana es la presentadora de televisión más importante de su país y se la considera la mujer más famosa de la Argentina, siendo constantemente seguida por la prensa del espectáculo. También llegó a ser mencionada en un episodio de Los Simpson doblado al español.

Obtuvo múltiples premios y fue galardonada con el premio INTE a la mejor conductora del continente americano. Recibió el Martín Fierro de Oro en 1996 y en 2010 se convirtió en la segunda persona (después de Mirtha Legrand) en obtener el Martín Fierro de Platino.

Primeros años

Es hija de María Luisa Sanders, y de Augusto Johnny Giménez Aubert. Estudió en Quilmes, en el colegio Quilmes High School y La Anunciata. En 1962 (a punto de cumplir los 18 años de edad) se casó con Mario J. Sarrabayrouse (de 23 años). El 20 de octubre de 1962 tuvieron una hija, María Mercedes Sarrabayrouse. Se divorciaron en el año 1967.

Comienzos profesionales

 

Giménez exclamando el famoso «¡Shock!» que catapultó su carrera para la revista Gente, 1970.

La carrera de Giménez en las pantallas comenzó en 1968, con papeles sin figurar en los créditos de las películas En mi casa mando yo, La novela de un joven pobre y El gran robo. Su debut en la televisión llegó en ese mismo año, cuando se presentó como invitada en el programa Sótano Beat. Sus siguientes apariciones ocurrieron en los filmes Tiro de gracia y Fuiste mía un verano, con la protagonización estelar de Leonardo Favio.

Por aquellas épocas, atravesó algunos problemas económicos hasta que fue contratada para trabajar como modelo publicitaria en la agencia de Héctor Cavallero. En 1969, la revista Gente publicó una foto suya bailando en un local nocturno llamado Punto Límite. El epígrafe hacía referencia a ella como una hermosa joven modelo poco conocida hasta ese momento.

Al obtener mayor popularidad, fue convocada en 1970 para componer un papel de reparto en película Los mochileros, donde se contaba la historia de dos parejas de jóvenes viajeros. Allí compartió escena junto a Soledad Silveyra, Victor Bo y Ricardo Bauleo. Sin embargo, su consagración se produciría en ese mismo año, cuando se estrenó la película El mundo es de los jóvenes que intercalaba géneros como la comedia y el romance.

Década del 70 y 80

Luego de participar en el ciclo Sótano Beat, fue contratada en 1970 para protagonizar uno de los programas más exitosos de historia de la televisión argentina: Matrimonios y algo más, en el cual compartió escena con humoristas como Juan Carlos Dual, Juan Carlos Galván, Susana Freyre, Rodolfo Ranni, Fernando Siro y Carmen Vallejo, hasta 1972. En 1970, Giménez ganó un premio Martín Fierro como “revelación femenina en comedia” por su labor en dicho programa.

En 1971 ocurrió su debut en el teatro al participar en la comedia Las mariposas son libres, al lado de Rodolfo Bebán y Ana María Campoy, siendo esta última luego reemplazada por China Zorrilla. Asimismo, también fue lanzada como actriz de comedia en películas, como en Así es Buenos Aires (1971), He nacido en la ribera (1972), Vení conmigo (1972) y La piel del amor (1973). Su primer trabajo como vedette lo obtuvo en 1974 cuando Gerardo Sofovich la convocó para encabezar en el Teatro Astros el espectáculo revisteril La Revista de Oro, al lado de Jorge Porcel, Nélida Roca y Nelly Láinez.

Después de más de 15 papeles en cine, el rol de la alegre y desaliñada Mary en la producción dirigida por Daniel Tinayre, La Mary (1974), una adaptación cinematográfica de la novela de Emilio Perina, le dio a Giménez su primera gran aclamación por parte de la crítica. En esa época actuó en varias películas cómicas como Tú me enloqueces (1976), protagonizada por Roberto Sánchez (Sandro) y la actuación de Natan Solans, Los hombres sólo piensan en eso (1976), Basta de mujeres (1977), Donde duermen dos duermen tres (1979), con la actuación de Juan Carlos Calabró y Juan Carlos Dual, y El rey de los exhortos (1979).

     

En 1980 debutó en Canal 13 el programa, que reunía a dos auténticas estrellas taquilleras del teatro y el cine, Alberto y Susana, junto a Alberto Olmedo. Contra todos los pronósticos el ciclo tuvo una baja audiencia por lo que sólo se mantuvo una temporada.

Posteriormente logró grandes éxitos con los musicales Sugar y La mujer del año junto a Ricardo Darín y Arturo Puig. En esta década protagonizó los filmes más exitosos de su carrera cinematográfica: A los cirujanos se les va la mano (1980), dirigida por Sofovich, Las mujeres son cosa de guapos (1981) en la que encarnó a la viuda de un mafioso y Un terceto peculiar (1982), donde hizo el papel de la novia de un director de películas pornográficas, coprotagonizadas con Moria Casán, Jorge Porcel y Alberto Olmedo.

Además incursionó en teatro en obras como Las mariposas son libres, Hay una chica en mi sopa, La libélula, La revista de oro, No rompas las olas y La revista de las súper estrellas, junto a figuras como Nélida Roca, Jorge Porcel, Nelly Láinez y Moria Casán, entre otros. En los años ochenta fue la protagonista de las comedias musicales La mujer del año, su mayor éxito, y Sugar. Se retiró de los escenarios con La inhundible Molly Brown, en 1991.

Su programa televisivo y actualidad

En 1987 comenzó a conducir Hola Susana en ATC (Argentina Televisora Color), el canal estatal. Inspirado en el programa italiano Pronto, Raffaella de la artista italiana Raffaella Carrá.

En 1988, el programa se trasladó a Canal 9. Para los años noventa, Giménez encabezaba las más importantes revistas de interés general y era considerada una de las mujeres más influyentes de Argentina y Latinoamérica. Años después, se la apodaría «La diva de los teléfonos» o «La diva número uno de la televisión argentina».

A finales de 1991, la conductora finalizó el contrato que mantenía con Canal 9 y fue contratada por Telefe, emisora que le ofreció un contrato de un millón de dólares por mes. En 1992 el ciclo fue renombrado, se lo denominó Hola Susana, te estamos llamando y paso a ser producida por el que luego se convertiría en su histórico productor Luis Cella. En el mismo año, reconcilió a las actrices Tita Merello y Malvina Pastorino en el Día del Amigo, donde éstas últimas conversaron sobre viejas épocas y brindaron al final del programa. Desde 1994 el programa, que desde su debut se emitía en los mediodías, pasó a transmitirse en forma definitiva en el primetime, manteniéndose como uno de los de mayor audiencia en su país hasta fines de la década, con ratings que superaban los 35 puntos, premios de más de un millón de dólares y congestionando las líneas telefónicas del país por la cantidad de llamados telefónicos recibidos. En 1996, su programa se vio galardonado con el premio Martín Fierro de Oro.

En los años siguientes, siguió ganando premios, entre los que se incluyen a la de Mejor Conductora Femenina o Mejor Programa de Entretenimientos. Además, en su carrera se destaca haber ganado el premio INTE como mejor conductora de América y el premio internacional PAOLI en varias oportunidades. A lo largo de su historia, el programa recibió la presencia de numerosos artistas tanto nacionales como internacionales, incluyendo grandes celebridades de Hollywood y Europa.

El programa cada día se hacía más exitoso y era un fenómeno absoluto en toda la Argentina y Latinoamérica, llegando Hola Susana, te estamos llamando a ingresar al Libro Guiness de los Récords por la millonaria suma de cartas y llamados telefónicos recibidos.

A fines de los años noventa, por un litigio con su ex productor, el programa debió cambiar de nombre. De Hola Susana, te estamos llamando pasó a llamarse simplemente Susana Giménez, nombre que se mantiene hasta el día de hoy.

Giménez en la misma época debió soportar la separación de su esposo, Huberto Roviralta, después de un episodio que incluyó el lanzamiento de un cenicero (según Giménez, en realidad fue una cajita china de porcelana) que a Roviralta le rompió la nariz y le dejó más de quince millones de dólares en su cuenta bancaria. De este episodio se hicieron eco los principales medios nacionales e internacionales, incluyendo la versión en español de la cadena de noticias internacional más importante del mundo, la CNN.

Junto a su programa realiza lo que hasta el momento es su última película. Esa maldita costilla (1999), de Juan José Jusid. Ahí, compartió cartel con Betiana Blum, Rossy de Palma, Loles León y Luis Brandoni, si bien en 2009 hizo un cameo en la película del estadounidense Francis Ford Coppola Tetro.

Durante 2006 dejó su programa de televisión para dedicarse a su vida personal, viajando por Asia, Alemania en oportunidad del campeonato mundial de fútbol y en varias oportunidades a Nueva York y a su mansión de Miami.

Su regreso a la pantalla se produjo el 22 de marzo de 2007 en la temporada 19 —a veinte años de su primer programa—, y con la partida de su histórico y exitoso productor Luis Cella un formato renovado (gracias a la producción general del exitoso empresario televisivo Gustavo Yankelevich) y un presupuesto que permitió traer estrellas internacionales, logrando picos de rating en Capital Federal de 34 puntos.

El 20 de mayo de 2008 presentó su propia revista, llamada Susana, en una conferencia de prensa ante cientos de periodistas. Esta se convierte al poco tiempo en una de las revistas para mujeres más vendida en Argentina.

En el año 2009 y 2010, Giménez hace su programa sólo una vez a la semana, saliendo al aire los domingos, con más de dos horas de duración y en vivo. Volvió a la televisión el 19 de julio con elevados niveles de audiencia que superaron los 35 puntos de rating. A partir del 2011 volvió al formato diaro de lunes a jueves a las 21:00 y dijo que se tomaría un año sabático en el 2012.

En 2010, su ciclo recibió por votación popular el premio Martín Fierro de Platino, el cual empezó a otorgarse luego del 50º aniversario de APTRA. Este honor solamente lo podían recibir aquellos que hubieran obtenido el de Oro previamente. El premio le fue entregado en manos de Mirtha Legrand. Aquel año volvió a protagonizar una serie de comerciales para Frávega junto a Ricardo Darín.

En 2011 comienza la temporada 23, a pesar de haber dicho que nunca más volvería al formato diario semanal, Giménez aceptó volver a realizar su show televisivo de lunes a jueves. Tras una fuerte negociación con el canal, la diva volvió a pesar de haber jurado que nunca más estaría tantas veces por semana.

El programa mantuvo la vigencia y repercusión de siempre y en lo que fue ese año tuvo de invitados a reconocidas figuras internacionales y nacionales como Ricky Martin, Lenny Kravitz, Michael Bublé, Xuxa, Chayanne, Dalai Lama, Carlos Tévez, Justin Bieber, Cristian Castro, Rod Stewart, Antonio Banderas y Salma Hayek entre otros.

Ese mismo año la CNN en español le realizó una entrevista y la catalogó como la más “famosa e influyente” de Latinoamérica. Además se destacó haber ganado el premio INTE a la mejor presentadora de América y ser la segunda después de Oprah Winfrey.

En 2011 también continúa con su perfil de empresaria al realizar negocios. Lanzó su propio perfume personal tras cerrar un negocio con la empresa de Karina Rabolini y además su revista se asoció al prestigioso grupo La Nación y ahora pertenece a un selecto grupo.

En 2013 luego de tomarse un año sabático fuera del país, volvió a la televisión realizando la temporada 24 de su programa una vez por semana.

En 2015 luego de 23 años regresa al teatro argentino como protagonista de la obra Piel de Judas, bajo la dirección de Arturo Puig. El mismo día que sale la venta anticipada de entradas agotó todos los tickets más caros de la sala. En su semana de estreno se convierte en la obra más vista de Buenos Aires, manteniéndose de esta manera a lo largo de toda su temporada.

Matrimonios y relaciones

Giménez tiene una única hija llamada Mercedes Sarrabayrouse, y tiene dos nietos, Lucía y Manuel. Tiene tres medios hermanos por parte de su padre, pero de distinta madre, Patricio, Carolina y Federico. Tuvo varias relaciones amorosas con famosos argentinos, entre los que se destaca su relación con Carlos Monzón, con quien convivió. Se casó en segundas nupcias con el polista Huberto Roviralta, del que se divorció en el año 1997.

Intereses empresariales

Lanzó dos discos de música en los cuales cantaba ella y llegó a ser disco de oro, teniendo millones de ventas en Argentina y Latinoamérica. Tuvo su propia muñeca (de estilo Barbie) parecida a ella y con atuendos de leopardo (característicos de la ropa que utiliza Susana). La muñeca logró, durante meses, vencer en ventas a Barbie, en la Argentina. Tuvo dos estampillas propias las cuales eran usadas por miles de personas. Tuvo cuatro libros a la venta que cuentan su vida y su intimidad. Creó su propio “bingo” al ser asociada y ser la cara de la empresa “Mi Bingo” creada especialmente para ella. En 2008 lanzó su propia revista mensual, basada principalmente en la moda. Lanzó su perfume personal en 1991 y recientemente sacó uno nuevo llamado “Charme by Susana Giménez”.

Fortuna y propiedades

Su patrimonio total se calculaba en 2010 que seria más de 200 millones de dólares, y es la presentadora con el salario más alto que alguien haya tenido en la historia de la televisión latinoamericana, al ganar, en los años noventa, más de un millón de dólares por mes.

Su residencia oficial es en la Ciudad de Buenos Aires en la subzona de Barrio Parque en el barrio de Palermo. Una zona donde viven algunos de los empresarios más poderosos de Argentina. Allí posee una casona estilo francés de 900 metros cuadrados y valuada en 6 millones de dólares.

En Punta del Este (Uruguay) posee su reconocida mansión “La Mary” de más de 1000 metros cuadrados en un terreno de 8 hectáreas, en las que posee un parque inmenso, un bosque propio y hasta un lago artificial con peces y patos. Está valuada en 8,5 millones de dólares.

En Uruguay también posee una inmensa chacra en la zona de Rocha. Allí posee una casa de campo de lujo en tierras vírgenes en 110 hectáreas de verde. Está valuada en 10 millones de dólares.

En Miami posee una casa en Venetian Islands con muelle y salida al océano directa desde el jardín de la propiedad. Está valuada en 3,1 millones de dólares.

Pocas veces hace avisos publicitarios, ya que es la figura que más dinero cobra por participar de un comercial y ser cara de una marca. En 2010 fue la cara de Frávega por los 100 años de la empresa, en donde hizo cuatro comerciales de un minuto. Por estos le pagaron 800.000 dólares, en el 2014 sigue siendo modelo de imagen de varias marcas importantes.

Distinción y homenaje

En noviembre de 2009 fue nombrada madrina de la Fundación Favaloro creada por el famoso doctor René Favaloro, reconocido mundialmente. Entre lágrimas y frente a prensa internacional Susana dijo que fue uno de los días más emocionantes de su carrera. A partir de allí comenzó a reunirse con las autoridades de la fundación para brindarle infraestructura y donaciones económicas.

Realizado por: Daddy Lluka

 

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario