“No descarto esa posibilidad si esto sigue avanzando”, dijo Santos en una entrevista. Agregó que ese tipo de medidas debería “tomarse en conjunto con los demás presidentes” de la región. Aclaró que de momento el rompimiento de relaciones sería “un gesto” que traería más problemas que beneficios. “Tener por lo menos un canal de comunicación en estas circunstancias es importante, es necesario”, comentó.

También reveló que no habla con Maduro desde cuando discutieron por la incursión temporal de militares en territorio venezolano a finales de marzo. “Maduro se metió a territorio colombiano y me tocó llamarlo. Eso fue tal vez el punto de corte de nuestras relaciones personales”, detalló.

AFP