Si no te mata el hambre o la falta de medicinas, te matan los malandros

Empezó en el este y terminó en el oeste de Caracas, duró 15 horas aproximadamente y arrojó cinco fallecidos, cuatro armas incautadas y la recuperación de un vehículo robado. Uno de los muertos fue por “daño colateral”, término usado por policía para informar que Leonardo Ramos Belisario, estudiante de la Universidad Alejandro Humboldt, resultó impactado por una bala perdida producto del tiroteo entre secuestradores y uniformados.

El operativo inició en el municipio Chacao el martes 3 de octubre a las 8:00 pm, específicamente detrás del Centro Comercial San Ignacio, cuando funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) detectaron que un Corolla Camry, placas BCF55Z, reportado como robado, se encontraba en el sitio. En ese vehículo iban cinco hombres, quienes según las informaciones policiales conformaban una banda de secuestradores.

Al hacerles frente, estos se dieron a la fuga. Bajaron hasta la avenida Francisco de Miranda con dirección hacia Chacaíto. Al llegar a la avenida Lazo Martí, una patrulla de la Policía de Chacao se atravesó para impedirles el paso, pero fue chocada por los delincuentes que siguieron en su huida.

Durante todo el trayecto hubo intercambio de disparos. Según información policial, los secuestradores arremetían contra los funcionarios con armas largas. Al parecer, una bala impactó en la cabeza del universitario de 30 años de edad, quien transitaba por la avenida Lazo Martí dentro de su carro, un chevrolet Aveo negro. La muerte fue instantánea.

“Los malandros chocaron la patrulla. El chamo bajaba hacia Las Mercedes y una patrulla lo chocó a él. Tan fuerte fue el choque que volteó el carro con la trompa hacia la avenida Francisco de Miranda. Y ahí fue donde le metieron los tiros. Yo escuché más de 20 detonaciones. Tuve que agacharme, porque si no … “, narró un motorizado que se encontraba en el lugar cuando ocurrió el suceso. Señaló que los disparos alcanzaron los vidrios de la antigua agencia de Banesco que queda en la esquina de la avenida Lazo Martí con la principal de El Rosal.

Los funcionarios lograron seguirle la pista a los delincuentes hasta Santa Mónica, donde la perdieron. Pero el operativo continuó hasta la mañana de este miércoles 4 de octubre, cuando encontraron el Corolla Camry en el sector Las Luces de la Cota 905, municipio Libertador. Es una denominada “zona de paz” donde los malandros chavistas vivien sin ser molestados por las fuerzas policiales, también denominada “zona liberada”.

En Los Alpes, La Chivera y San Miguel se registraron tres presuntos enfrentamientos entre las 8:00 am y las 10:00 am.  Allí resultaron muertos un adolescente de 17 años de edad; Kenderson Guédez Cartagena y otros dos hombres que hasta ahora no han sido identificados.

Funcionarios de la PNB, quienes actuaron en el procedimiento, aseguran que los cuatro eran buscados por los delitos de homicidio, secuestro, robo, venta de drogas y porte ilícito de armas. Además, señalan que les incautaron armas de fuego, tipo pistola, pese a que en la noche habían indicado que los delincuentes los habían atacado con fusiles. Esto hace suponer que mataron a otros delincuentes, cosa que no sería nada nuevo en esta Venezuela de malandros y narcotraficantes.

LadyBABA, con información de -efectococuyo-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario