Gobierno de transición ya o no votamos por gobernadores

“El derrumbe o colapso general de la economía venezolana es un hecho prácticamente consumado: el país se paraliza y casi todos los sectores van cayendo uno detrás de otro.” Así resume un economista (Alex Vallenilla) en su último escrito en la prensa, que titula: “Venezuela se desploma sin gasolina y sin comida.” Añado: “y sin medicamentos.” Además no hay efectivo. Consecuencia: hambruna y crisis humanitaria por escasez y carestía (hiperinflación) de todo lo necesario para la vida, a lo cual se agrega la inseguridad extrema que padecemos al estar bajo la narcotiranía de la delincuencia organizada, única en el mundo. Es inhumano e inmoral permitir que Maduro continúe hasta 2019.

Estamos políticamente en una situación pre-revolucionaria porque están dadas todas las condiciones objetivas para el estallido social y la rebelión popular. Una verdadera oposición, que se proponga el cambio de gobierno y de sistema, la aprovecharía para dar el revolcón completo. Si nuestro sistema fuera parlamentario bastaría que la AN negase el voto de confianza al gobierno para que se produjera el cese, adelantándose las elecciones generales. No sucede lo mismo en el sistema presidencial de períodos rígidos. Pero la Constitución prevé circunstancias excepcionales que permiten cambiar de gobierno antes de que termine el período, pero siempre con el pueblo en la calle hasta que caiga el tirano. Estas circunstancias se han dado. Son las siguientes:

1.- El contragolpe constitucional: El 23-10-2016 la AN declaró roto el orden constitucional por el Golpe de Estado dado por Maduro. A partir de esta declaración, el país tiene un gobierno golpista o de facto y en Maduro un tirano. Procedía entonces restablecer la vigencia de la Constitución como lo ordena el Art. 333, desconociendo la autoridad de Maduro y deponiéndolo del cargo, así como a todo su gobierno, incluyendo al Ministro de Defensa. También desde luego al TSJ, instrumento del golpe. Y, simultáneamente, designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días, cuando sería ratificado en la elección subsiguiente para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-2019, presidiendo así el Gobierno de transición.

Al no hacerlo entonces ni después la AN ha faltado a su deber constitucional, violando el Art. 333 de la Constitución que se lo impone. Y, en consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo un año después lo que debió haber hecho en los doce meses transcurridos desde entonces.

2.- La provisión de la acefalía o vacancia: El 09-01-17 la AN cesó a Maduro formalmente en su cargo, declarándolo en falta absoluta con fundamento en el Art. 233. A continuación y en el mismo acto, debió designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días cuando sería ratificado para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-19. No lo hizo ni lo ha hecho en los 9 meses transcurridos, durante los cuales Maduro ha venido usurpando el cargo. En consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo lo que debe hacer en cumplimiento de la Constitución.

3.- Ejercicio del derecho a la rebelión: en junio pasado la MUD-AN, invocando el 350, llamó al desconocimiento de la autoridad de todos los golpistas (Maduro, TSJ, CNE, etc), convocando a la desobediencia civil, lo que ratificó el plebiscito vinculante del 16J que le ordenó renovar todos los poderes públicos.

Ejecutar las decisiones de cese de Maduro y su gobierno títere de Cuba, y designar un Gobierno de transición, que tendría el apoyo internacional (véase nuevo TSJ en la OEA) y el masivo y entusiasta del pueblo en la calle, es a lo que está obligada la MUD-AN. Pero faltando descaradamente a su deber, ha optado pactar en secreto la elección de gobernadores que lo serían de un gobierno de facto, por estar roto el orden constitucional, y además subalternos de un presidente cesado que usurpa el cargo, para mayor agravante títere de Cuba.

Votar en estas circunstancias sería aprobar el pacto infame (inhumano, inmoral e inconstitucional) de dejar a Maduro hasta 2019, corriendo el riesgo de que sea hasta más allá. Rechazo este pacto no votando contra esta estafa política, la mayor y más cínica de nuestra historia. Valores y principios están por encima de la politiquería.

Jesús Petit Da Costa  @petitdacosta

Resultado de imagen para jesus petit da costa

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario