La terminal BOPEC, con una capacidad de almacenamiento de 10 millones de barriles y muelles de aguas profundas que permiten la carga de grandes buques, es una parte clave de la logística de Pdvsa en el Caribe y puede perjudicar sus embarques hacia Asia, en momentos en que el país miembro de la OPEP necesita aumentar sus ingresos por exportaciones.

“Les hemos dado un ultimátum para presentar un plan sólido para garantizar (…)(operaciones) más seguras” para el 5 de enero, señaló Danielle Rebel, portavoz del Ministerio de Infraestructura y del Medio Ambiente en Holanda.

BOPEC se ha retrasado en las medidas necesarias para alcanzar los estándares internacionales, explicó. Si no cumple con el plan solicitado por la Inspección de Medio Ambiente y Transporte (ILT) de Bonaire, deberá comenzar a vaciar la terminal a principios de febrero y suspender sus operaciones, dijo la funcionaria. Finalmente, se le podría retirar la licencia, añadió. Pdvsa no respondió a solicitudes de comentarios.

Thomson-Reuters