Muy buen año para los victoriosos de “La hora de la salsa”

La hiperinflación dispara los precios todos los días, no hay efectivo en la calle por culpa del “corralito” a la venezolana, las tradiciones navideñas están solo al alcance de los privilegiados por la revolución, las medicinas siguen sin encontrarse y las imágenes de niños desnutridos resquebrajan el ánimo del país.

Las colas son para comprar alimentos a la desesperada y no para adquirir juguetes, convertidos en productos de lujo inalcanzables para el pueblo. Pese a esta trágica situación, Nicolás Maduro, expresó este miércoles que “estamos terminando un 2017 victorioso”, las declaraciones fueron ofrecidas en su programa La hora de la Salsa.

Visto desde la óptica de una banda de funcionarios que se han servido de sus cargos para hacer negocios mil millonarios en dólares, tiene que haber sido un buen año, teniendo en cuenta que en cualquier país medianamente civilizado ellos no podrían hacer “este tipo de negocios”.

Pero aquí en “banana republic” no solamente siguen con esos negocios, sino que los van ampliando al resto de sus familiares, como quedó demostrado en la reciente investigación que destapó el nuevo fiscal  Tarek William Saab, y en las denuncias de su antecesora la camarada Luisa Ortega Díaz.

SurCARIBE, con información de -lapatilla-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario