Juan Pablo Pernalete, mucho dolor y ninguna justicia

Cuando Elvira entra a la habitación de Juan Pablo, toma un cuaderno y comienza a escribir lo que quisiera decirle, se desahoga rodeada de todas sus pertenencias, sus libros, su ropa, zapatos, fotos y hasta sus deseos y planes, escritos en hojas de papel y pegados a la puerta del closet. Esas mismas cosas de las que algunos dicen que tiene que ir despegándose poco a poco.

Estos meses han sido duros, pero ella y su esposo, José Gregorio, cada día están más convencidos de que llegarán a donde tengan que llegar para buscar justicia a su hijo. Es lo que los hace seguir adelante.

Juan Pablo Pernalete, de 20 años de edad, fue asesinado el 26 de abril de 2017 durante una manifestación contra el Gobierno de Nicolás Maduro que se desarrollaba en Altamira, municipio Chacao. Estudiaba cuarto semestre de Contaduría en la Universidad Metropolitana, a la que ingresó por una beca deportiva debido a sus destrezas en el baloncesto, que practicaba desde los ocho años de edad y gracias al que obtuvo múltiples reconocimientos y medallas. Algunas de estas medallas su padre las ha obsequiado a quienes cree que se las merecen.

Luisa Ortega Díaz, entonces Fiscal General de la República, determinó a través de una investigación que su muerte fue producto de una bomba lacrimógena lanzada por la Guardia Nacional Bolivariana, artefacto que le causó un choque cardiogénico. Transcurridos siete (7) meses las autoridades no han individualizado al funcionario militar responsable.

Los padres del estudiante y su abogado Waldemar Núñez denunciaron en noviembre que han intentado todas las diligencias pertinentes en la Fiscalía Nº 62 para identificar al que disparó la bomba, pero “hay negligencia de obstrucción por parte de los generales Benavides Torres y Fabio Zavarce como altos funcionarios de la GNB”. Agregaron que desde que a Tarek William Saab se le delegó en la ANC la jefatura de la Fiscalía, han sentido que todo se ha vuelto cuesta arriba.

Consideran también que el retraso puede deberse a la intervención que tuvieron en la Organización de Estados Americanos (OEA), donde expusieron que su hijo fue víctima de una ejecución y afirmaron que hubo complacencia por parte del Estado para que se realizara este y otros asesinatos durante las protestas antigubernamentales que arrancaron en abril de 2017.

Además, los Pernalete introdujeron una denuncia por daños a su integridad moral y psicológica ante el Ministerio Público contra los constituyentes Diosdado Cabello, Pedro Carreño y María Alejandra Díaz; el exministro de Comunicaciones, Ernesto Villegas; el excomandante de la GNB, Antonio Benavides Torres; el comandante de la Zodi Capital, Fabio Zavarce;  y la presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, quienes crearon una matriz de opinión sobre que a Juan Pablo lo asesinaron en la manifestación sus compañeros “terroristas” con una “pistola de perno”.

“Queremos hacer un llamado a la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia sobre el antejuicio de mérito que interpusimos en fecha 25 de julio y solamente han asignado a la ponente Maryuri Calderón. No hemos tenido respuesta sobre la solicitud hecha, evidentemente por ser altos funcionarios del Estado para que sean procesados como personas ordinarias ante los tribunales penales de la República tienen que tener ese paso previo”, señaló Núñez.

Por los mismos delitos, que contempla la Ley de Torturas, Tratos Crueles e Inhumanos, también acusaron a Ricardo González, Pedro Carvajalino y Jean Francis Colina, conductores del programa Zurda Konducta que transmite el canal del Estado, y al editor del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel. Ese caso lo lleva la Fiscalía Nº 49.

Los últimos cuatro perros y un gato que rescató Juan Pablo de las calles, y llevó a su casa para luego dar en adopción, se quedarán definitivamente con la familia: “Canelo” Álvarez, Dulcinea, I.V.A, Tequila y Richard Parker. Elvira admite que al principio era más difícil sacarlos a pasear porque esa actividad la hacía con su hijo. Comenta que una señora la contactó recientemente y le dijo que quiere crear un refugio para animales en nombre del joven y su labor como proteccionista. También llegó a participar en modelos de las Naciones Unidas.

Con el baloncesto el joven fue a competencias en España, Chile y Argentina. También jugó en un campeonato juvenil nacional. Soñaba con ser más alto y con llegar a la NBA. Era disciplinado: practicaba con el balón en su casa, en la universidad, también en los barrios.

Sus padres sabían que protestaba y le habían pedido que tuviera cuidado. Él estaba cansado de que cada vez más amigos se fueran al extranjero buscando mejores oportunidades, no quería seguir teniendo un país dividido. Lo frustraba ver gente en la calle buscando qué comer en la basura. Lo frustraba no encontrar las medicinas que necesitaba su hermana adoptiva quien sufría de cáncer. “Vendió su carro para ayudar a pagar la operación que había que hacerle. Nos decía que Dios la iba a curar”, recuerda su padre.

Tenía un canal de YouTube junto a su amigo Eduardo, llamado “No es asunto tuyo” con contenido de humor. Le llegó a decir a su mamá que quería cerrarlo porque tenían poquitos subscriptores. Hoy tiene 1.600. El último libro que estaba leyendo: El Símbolo Perdido de Dan Brown. Seguía con la misma novia que tuvo desde el bachillerato.

“El vacío y la tristeza es diaria. Cuando me doy cuenta que no lo tengo… a veces le pido a Dios que me acorte el camino”, dice Elvira. “Todos los días revivimos ese día, ese 26 de abril. No hay forma ni manera que no lo lloremos todo lo días. Y ahora comprendo a todas esas familias. Uno tiene que vivir ese dolor. No se lo deseamos ni a la persona que no los mató, pero sí queremos justicia”, señala José Gregorio

En esta lucha son enfáticos en decir que no quieren deberle nada a nadie, que no quieren comprometer sus principios y que no permitirán que nadie use el nombre de su hijo para su beneficio. No quieren ni tienen ayuda de políticos. Esperan agotar todos los canales nacionales para buscar justicia y luego acudirán a los organismos internacionales.

“Mamá siempre voy a estar para tí. Siempre te voy a cuidar. Eres la mejor mamá del mundo”, le escribió en una nota Juan Pablo a Elvira el 11 de abril por su cumpleaños.

MARIA VICTORIA FERMIN KANCEV

María Victoria Fermín

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario