Son tan vivos los”bananeros venezolanos” que se quedaron casi sin vuelos internos

En la sede de Venetur, ubicada en el Centro Plaza de Caracas, tres operadoras perfectamente maquilladas y uniformadas miran los monitores de sus respectivas computadoras en una oficina cuya fachada de vidrio transparente las hace lucir como en una especie de pecera humana. “A la orden”, dicen al unísono cuando escuchan el crujir de la puerta de acceso al local. No hay clientes en espera, toca escoger velozmente a la ejecutiva con quien se sienta mayor empatía. “No estamos vendiendo boletos aéreos nacionales por lo que queda de año y para 2018 no sabemos cuando se abran los vuelos”, indicó una de las empleadas con más aspecto de azafata que de vendedora.

La estatal de turismo carece de pasajes de avión para destinos nacionales, solo expenden paquetes para hoteles de la cadena Venetur. Agencias de viajes como Turismo Maso y MateCoco Tours ofrecen una oferta casi nula a nivel interno y en las líneas aéreas: Venezolana, Laser, Avior, Estelar, Aserca-Santa Barbara, Rutaca y Conviasa, la cantidad de rutas domésticas ha experimentado un descenso en 2017.

Santa Barbara Airlines ha sido una de las más afectadas por la crisis. A finales de noviembre, la gerencia debió emitir un comunicado aclarando que no cerraban operaciones en vista de una ola de rumores. Hoy en día en alianza con Aserca, cubren cinco rutas nacionales. Conviasa, aerolínea del Estado, es la que ofrece mayor cantidad de desplazamientos internos con trece destinos y más de veinte vuelos a la semana.

Laser, es la compañía privada con la oferta más elevada con seis rutas y ocho vuelos diarios. Avior cuenta con apenas dos salidas de Caracas y tres desde Valencia a la semana, mientras que Rutaca redujo su oferta a un par de rutas y La Venezolana a tres.

En recientes declaraciones a los medios de comunicación, Humberto Figuera, presidente de de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela aseguró que actualmente hay 97 vuelos nacionales a la semana en detrimento de los 127 que habian en 2016 y de los 350 hace un lustro, ello representa una disminución de un 76% en la oferta de boletos aéreos locales del año pasado hasta esta fecha.

“Tenemos operativas un 25% de las aeronaves que hacen rutas nacionales, entre las causas que ocasionan esta debacle están la falta de repuestos y los precios de los boletos regulados que no alcanzan para pagar los costos”, dijo Figuera en una entrevista en Globovision a inicios del mes de diciembre. “Cada vez que una línea aérea mueve un avión, está gastando entre siete y ocho millones de bolívares, pero cuando se venden los pasajes se recaudan entre dos y tres millones”, agregó.

“Tenemos meses que no vendemos un boleto nacional”, manifestó Janet Lobalsamo, de MateCoco Tours. “Para Margarita no vendemos desde hace aproximadamente tres meses”. “Yo diría que este año hemos tenido una baja en la venta de boletos nacionales que podría estar entre el 50 y 60%”, confeso Elizabeth Blanco de Turismo Maso.

Ángel Reyes viaja a Coro constantemente a visitar a su madre. Decidido a pasar las navidades en familia optó por visitar las oficinas de Conviasa. Para sorpresa del falconiano, la aerolínea canceló parcialmente el vuelo a la capital mariana y por ende se vio obligado a comprar un pasaje para el destino mas cercano: Punto Fijo. “Fui hasta seis veces a averiguar, tuve que madrugar para hacer una cola desde las cinco de la mañana en la sede del Ipsfa, a las 8 am nos dejaron entrar, una vez allí se fue la luz y estuvimos cinco horas así, finalmente lo compré, el pasaje me costó 196 mil 292 bolivares y de Punto Fijo a Coro un taxi me quitó 400 mil”.

Su amiga Iris García en cambio se quedó sin ver a sus suegros en Falcón. “Nos fue imposible conseguir boletos para mi esposo, hija y yo, el mismo día que se abrieron los vuelos, nos dijeron que se habían agotado”. “Vivimos básicamente de la venta de pasajes hacia el exterior, porque internamente el movimiento es poco, no hay oferta, hay pocas rutas y menos aerolíneas operando”, dijo Lobalsamo. Tanto Lobalsamo como Blanco consideran que pese a la escasez de pasajes, los precios siguen siendo accesibles si se comparan con otros rubros afectados por el fenómeno inflacionario. “Hay pasajes que te cuestan 100, 150 y hasta 400 mil bolivares (solo ida), no es caro tomando en cuenta lo que vale un boleto en un transporte terrestre”, dijo Blanco.

A la caza de una respuesta oficial

A tan solo metros de las oficinas de Venetur, en la sede del Ministerio de Turismo en la avenida Francisco de Miranda en Caracas, la recepcionista del ente gubernamental remite a la oficina de estadistica. “Allí  es donde podrían darte la información de cuántos vuelos hay y cuantas personas se mueven actualmente”. Un miembro de la sección en el piso 5 esgrime. “Llamate a Protección Civil, ellos son los que manejan esas cifras”.

Tras varios intentos al 0800 de Protección Civil, una empleada consulta con su superior e informa que nadie está autorizado para suministrar el requerimiento y que “solo el ministro (Nestor Reverol) puede dar ese balance, hay que estar pendiente cuando declare”.

Tampoco en el INAC (Instituto Nacional de Aeronáutica Civil) atienden, una empleada a traves del hilo telefonico se limita a decir: “estamos en horario navideno”. Mientras, cientos de venezolanos se ven obligados a quedarse en casa por la falta de oferta aérea en esta época del año u optar por emplear transporte colectivo terrestre, igualmente deprimido por la escasez de unidades.

Son tan vivos los “bananeros venezolanos”, que ahora aparte de no tener medicinas y contando con muy poca comida, tampoco tienen muchos vuelos internos. Tendrán que viajar a la antigua, en mulas y burros, como se hacía en la época de la colonia. Cuando hablas con estos considerados “vivos”, siempre están prestos a culpar al gobierno de todos sus males, como si ellos con sus malas mañas no tuvieran responsabilidad alguna en este desastre en el que están metidos hasta el cuello. Será que a este mal gobierno lo eligieron los alemanes? Será que los gobernantes actuales son canadienses? O será que este rico país está lleno de bananeros que no merecen vivir en él?

SurCARIBE, con información de -runrun.es-

Imagen relacionada

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario