Salvador del Solar presenta su renuncia al cargo tras el polémico indulto a Fujimori

El ministro de Cultura de Perú, Salvador del Solar, anunció este miércoles que había presentado su renuncia al cargo. La noticia llega tres días después de que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, otorgara un polémico indulto humanitario al exmandatario Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), por los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer, y por corrupción.

El ministro de Cultura, que anunció su decisión a través de Twitter, no aclaró las razones de su marcha y se limitó a agradecer al presidente “la oportunidad” de servir en el gobierno. El actor y director de cine es el primer ministro de Kuczynski que renuncia después de conocerse el polémico perdón a Fujimori. Estaba en el cargo desde diciembre de 2016.

Fuentes del Ejecutivo informaron al medio peruano El Comercio que Del Solar decidió dejar su cartera al estar en “desacuerdo con el indulto”. Otros funcionarios del Estado peruano sí declararon abiertamente que renunciaron a raíz del indulto, como el director de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia o un consejero presidencial, entre otros. Además, tres congresistas del partido de PPK informaron que se alejaban de la bancada.

Una decisión controvertida

La salida de prisión de Fujimori ha provocado una división muy fuerte en la sociedad peruana. La noticia desató celebraciones entre los seguidores del expresidente, pero generó grandes protestas entre sus detractores -entre ellos los familiares de las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales por las que el exmandatario fue condenado a 25 años de cárcel- y pedidos para que se anule la gracia.

Alberto FujimoriNumerosos comentaristas políticos peruanos señalaron que Alberto Fujimori fue liberado como pago al voto de su hijo Kenji en el Congreso, que fue clave para salvar a Kuzynski de la destitución.

Kuczynski concedió el indulto humanitario a Fujimori tres días después de que partidarios del expresidente liderados por su hijo, Kenji Fujimori, lo salvaran de una destitución en el Congreso. La acusación que motivó la solicitud de vacancia por “incapacidad moral” es la misma que ha derrumbado a varios políticos influyentes de la región: recibir dinero de la empresa brasileña Odebrecht para favorecerla en licitaciones estatales.

El actual presidente, que defendió su inocencia, manifestó estar “convencido” de que “quienes nos sentimos demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión porque la justicia no es venganza”.

SurCARIBE, con información de -BBC Mundo-

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario