Declaraciones de Ricardo Hausmann pican y se extienden

El exministro de Planificación y economista Ricardo Hausmann señaló que la solución a la crisis política venezolana pasa por la destitución del dictador Nicolás Maduro y el nombramiento de un nuevo gobierno desde la Asamblea Nacional.

En un artículo de opinión que publicó en el medio Project Syndicate, el director del Centro para el Desarrollo Internacional y profesor de Economía del Desarrollo de la Universidad de Harvard analiza el caso de Venezuela y opina que la situación ha pasado de ser “catastrófica a ser inimaginable”, y la compara con el Holomodor, la hambruna que diezmó a Ucrania bajo el régimen estalinista, entre 1932 y 1933.

Ante todo, Hausmann caracteriza la situación del país como “calamidad económica sin precedentes”, y pone como ejemplo que el sueldo mínimo, medido en la caloría más barata disponible, ha caído de 52.854 calorías diarias en mayo de 2012 a tan solo 2.740 calorías diarias en noviembre de 2017.

Ante esa situación considera que “lo mejor sería poder convocar elecciones libres y justas para llegar a tener un nuevo gobierno … y es lo que se busca en las conversaciones que se están realizando en la República Dominicana”. No obstante, advierte que “es un desafío a la credulidad pensar que un régimen dispuesto a matar de hambre a millones de personas para mantenerse en el poder, va a ceder ese poder en elecciones libres”.

Argumenta que si el Parlamento designa a un nuevo gobierno este tendría suficiente legitimidad –a su juicio- para “solicitar asistencia militar a una coalición de países amigos, entre ellos latinoamericanos, norteamericanos y europeos”.

“Esta fuerza liberaría a Venezuela de la misma forma en que canadienses, australianos, británicos y estadounidenses liberaron a Europa en 1944-1945. Más cerca de casa, esto sería semejante a la liberación de Panamá de la opresión de Manuel Noriega por parte de Estados Unidos, la que marcó el inicio de su democracia y del crecimiento económico más rápido de América Latina”, escribe.

El economista afirma que. de acuerdo al derecho internacional, si un gobierno legítimo pide apoyo para defender la Constitución de su país no se requiere la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que Rusia y China (aliados del gobierno venezolano) podrían vetar.

En su opinión, de concretarse dicha acción desde el Parlamento se garantizaría el éxito de la negociación que se lleva a cabo entre el Gobierno y la oposición en República Dominicana y que se reanudará el próximo 11 de enero.

LadyBABA, con información de -lapatilla-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario