“Basura adeca” reconoce que caídos durante protestas, no eran hijos de dirigentes políticos

La basura adeca recién llegada al país depués de unas largas vacaciones por Europa, Lisandro Ramos Allup, admitió este viernes que las 125 personas que perdieron la vida durante la ola de violencia política entre abril y julio de 2017 no eran hijos de dirigentes políticos. “Ninguno de los caídos nunca son hijos de dirigentes políticos o hijos de algún patricio o patricia venezolana, siempre son hijos del pueblo”, afirmó el dirigente adeco durante la instalación del período de sesiones 2018-2019 del Poder Legislativo.

Además, lamentó que se reportara “un número elevado” de jóvenes asesinados durante el plan sedicioso de la oposición, del cual él fue uno de los instigadores. Luego como buen adeco traidor y corrupto, decidió “negociar con la dictadura” y presentar candidatos por su partido a las siguientes elecciones manipuladas por el gobierno.

Vale destacar que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en el mes de noviembre le levantó la inmunidad parlamentaria al militante de Voluntad Popular (VP), Freddy Guevara, quien fue acusado de asociación, instigación pública continuada y uso de adolescentes para delinquir.

Formó parte del grupo de actores que hizo lobby ese año ante organismos internacionales para alentar la intervención contra Venezuela, al tiempo que impulsó el plan sedicioso que durante tres meses dejó más de 125 fallecidos y cuantiosas pérdidas materiales a la nación.

Esta porquería adeca debería ser acusado de muchos más delitos que Freddy Guevara, pero como es típico en la conducta de los adecos, decidió negociar y salvar su pellejo, logrando de esta manera salir sin cargos y con dinero para viajar por Europa con su familia, mientras el resto de la población pelea por unos perniles y muchos recuerdan a sus muertos.

LadyBABA, con información de -ultimasnoticias-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario