Neymar Jr. dice que no vuelve al París Saint Germain

Neymar da Silva Santos ha comenzado la «operación Chamartín». Su hijo, Neymar Júnior, le pidió el mismo 6 de marzo, al ser eliminado de la Champions, que cierre su corta y equivocada etapa en el PSG y aborde inmediatamente su fichaje por el Real Madrid. El brasileño no quiere jugar nunca más en París como futbolista del club francés. Operado en Sao Paulo, necesitará tres meses de recuperación para volver a la competición y su reaparición la hará con la selección brasileña, no con su club.

Le ha dado a su padre estos tres meses de tiempo para conseguir que Nasser Al-Khelaifi permita su traspaso al equipo europeo que primero le pretendió, el Real Madrid, cuando era un niño de catorce años. Quiere jugar al lado de Cristiano.

Le ha dado a su padre el tiempo de estos tres meses de recuperación de su lesión para conseguir el traspaso al club blanco. «Si vengo aquí, una Liga sin tradición, y me silban, no quiero seguir aquí ni un minuto más»

En una posición secreta, íntima, que no quiere airear para no herir sentimientos, ha solicitado incluso a su padre, que es su apoderado y su gestor del dineral que produce, que proponga al PSG dejar de cobrar desde ahora mismo con tal de tener vía libre para negociar con el Real Madrid y abrir el camino para que ambos clubes aborden directamente la operación. Zidane apoya el fichaje.

«No vuelvo al PSG»

Su compatriota Thiago Silva tiene claro que el sector brasileño se ha acabado en el PSG, porque asume que Neymar forzará la situación para marcharse y detrás de él irán Marquinhos y él mismo. Conoce bien lo que la estrella le ha dicho a su padre: «No vuelvo al PSG, es irreversible».

Hay cuatro razones fundamentales en esta posición irrevocable. La primera, el maltrato sufrido por parte de la afición del club francés, alimentada económicamente por Al-Khelaifi y formada mayoritariamente por emigrantes musulmanes, que tomaron postura en favor de Cavani en el polémico caso de los penaltis. Los silbidos contra la estrella que costó 222 millones abrieron una brecha que nunca se cerrará. «Si vengo aquí, una Liga sin tradición, y me silban, no quiero seguir ni un minuto más», ha espetado Neymar a su familia, harta también del feo.

La segunda razón para desear irse es que la plantilla en general apoyó a Cavani en el asunto de los penaltis y el grupo se partió. Los brasileños iban por un lado, argentinos y uruguayos por otro. Es un plantel roto.

El Madrid es el equipo perfecto: El Madrid siempre busca el talento y Neymar tomará el testigo de Ronaldo y Messi. Florentino Pérez le dijo que «aquí» será Balón de Oro.

El tercer argumento es la admisión del error de venir al PSG y a la triste a Liga francesa. Todo el proyecto, cimentado en él, se basaba en la Copa de Europa y quedar eliminado el 6 de marzo, en el cumpleaños del Real Madrid, deja al París Saint Germain sin alma. Neymar evita aburrirse durante tres meses y se prepara para el Mundial. No desea regresar para aburrirse más.

La cuarta causa de su decisión es el Real Madrid, el mejor sitio para alcanzar el Balón de Oro, como predijo Florentino Pérez. Es el momento, a los 26 años, en la flor de su carrera. Está dispuesto a bajarse el sueldo en el equipo español (cobra 37 millones en Francia) con tal de venir.

SurCARIBE, con información de -abc.es-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario