Real Madrid y Bayern Munich están listos para la ronda semifinal

Ambos equipos ganaron como visitantes, el Madrid apabulló a la Juventus por 3 goles a cero, con lo que los italianos llegaron a la conclusión que mejor se dedican a fabricar pizzas y dejan el fútbol para una época mejor, donde en Real Madrid no juegue más Cristiano Ronaldo. En el otro juego el equipo alemán de Munich, sin jugar bien, ganó por 2 goles a uno al Sevilla. No fueron muy superiores los alemanes, pero alcanzó para ganar como visitantes. 

Real Madrid inició de manera trepidante y sobre el minuto 3’ el mejor jugador de esta Champions Cristiano Ronaldo aparecería cuando Isco demuestra una gran visión con un atrevido pase que recibe dentro del área para el portugués que con un preciso disparo al primer toque que entra por la derecha de la meta de Buffon coloca el 0-1.

Después del mareo de este gol el equipo de Allegri intentaría reaccionar generando varias ocasiones de gol que no lograrían concretar, Higuaín tuvo la más clara en 24’ minutos de la primera parte pero un gran Keylor Navas detuvo el empate de la Juventus. “La Veccia Signora” culminaría la primera parte con una mejor cara que la del Real Madrid, pero sin poder concretar el empate.

La segunda mitad fue un vendaval madridista, prácticamente una réplica de la final de Cardiff, los de Zidane demostraron su  mejor versión. Sobre el 62’ aparecería nuevamente el mejor jugador del mundo con un golazo antológico, centro al área de Carvajal y Cristiano Ronaldo marca con una  espectacular chilena el 0-2. Todo el Juventus Stadium se rindió a los pies del portugués.

Seguidamente, el Madrid sentenciaría prácticamente el cotejo sobre el minuto 72’ Cristiano Ronaldo pasa a Marcelo, que amaga ante el portero y lo supera por alto con facilidad. Jaque mate de los merengues en Turín y listo el pase para la próxima ronda.

“Bayern dejó casi listo su pase a la siguiente ronda”

El Sevilla jugó bien en la primera parte, en la que fue mejor y gozó de mejores ocasiones, pero solo el infortunio le impidió irse al descanso en ventaja (1-1). En la segunda parte el Bayern sí mostró su gran currículum europeo y se manejó muy bien ante un rival que perdió el gas mostrado en el primero período, lo que se tradujo en el marcador.

Tuvo el Sevilla el reto de plantare cara al potente equipo alemán sin el futbolista que organiza su juego, el argentino Éver Banega, quien estaba sancionado, y el técnico italiano Vincenzo Montella optó por ocupar el puesto por el también argentino Guido Pizarro, aunque éste es más de contención. Jupp Heynckes también puso músculo en el centro del campo con el español Javi Martínez y con el chileno Arturo Vidal, y con ellos en el arranque si hicieron dueños de esa parcela y también con el control del juego.

Hasta tres saques de esquina forzó el conjunto bávaro en los primeros compases ante un rival que aún estaban en la misión de saber cómo jugarle al Bayern, pero con el transcurrir del choque se vio que el Sevilla no estaba demasiado incómodo dándole la iniciativa al adversario. Fue clarísima la ocasión que tuvo Pablo Sarabia para poner el 1-0 a los veinte minutos, pero el madrileño, solo ante el meta Sve Ulreich, no supo definir.

Como paso el pasado sábado en este mismo escenario ante el Barcelona (2-2), los sevillistas empezaron a lamentarse por no concretar pero para entonces el partido se había equilibrado e incluso la formación local empezó a perder los miedos. A los veintiséis minutos lo intentó Thiago Alcántara para los alemanes por primera vez, con un remate desde lejos que no tuvo ningún problema para el portero David Soria, la gran novedad en la alineación hispalense al dejar en el banquillo a Sergio Rico.

Para entonces el Sevilla estaba ya con confianza y el Bayern replegado e impreciso, lo que propició que Sarabia no fallara en su segunda ocasión y lograra el 1-0 rebasada en poco la media hora. Heynckes tuvo que mover piezas, aunque obligada por la lesión de Arturo Vidal, lo que le dio la oportunidad al colombiano James Rodríguez, quien vio desde el terreno como su equipo empató instantes después.

Eran los mejores minutos del Sevilla ante un rival desorientado, pero una incursión por la izquierda del francés Franck Ribery se convirtió en infortunio para el equipo español, ya que en su intento de centro apareció Jesús Navas y se introdujo el balón en el marco pese a la acción desesperada de David Soria para evitarlo.

En la segunda parte salió el Bayern alertado por lo visto en la primera y volvió a presionar para controlar la situación con James como protagonista, con lo que el Sevilla jugó a la contra. El argentino Franco ‘Mudo’ Vázquez tuvo pronto una ocasión para poner a la formación local por delante, pero falló y el Bayern mantuvo sus claras intenciones ante David Soria. Se vio entonces al poderoso equipo de Heynckes, que dejó sin recursos a un rival reculado y sin saber cómo salir del monólogo germano.

Soria, con un paradón, evitó que Javi Martínez adelantara a su equipo (m.66), pero no pudo impedir que Thiago Alcántara no perdonara poco después y sí pusiera el 1-2, aunque otra vez con la colaboración de un sevillista, en esta ocasión de Sergio Escudero. Montella sacó al colombiano Luis Muriel y a Sandro Ramírez para encontrar algo de mas frescura y también mordiente atacante y por momentos lo logró en busca del empate que le dejara algo mas vivo para la vuelta en el Allianz Arena, pero la victoria visitante deja la eliminatoria prácticamente sentenciada para la vuelta.

SurCARIBE, con información de -meridiano.com.ve-

 Thomas Müller / Cortesía

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario