Trump cancela su viaje al Perú para la Cumbre de las Américas

La Casa Blanca anunció este martes la cancelación del primer viaje del presidente Donald Trump a América Latina, alegando que el mandatario quiere “supervisar la respuesta estadounidense a Siria”. “El presidente permanecerá en EE.UU. para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimiento globales”, explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado.

El vicepresidente Mike Pence viajará a Lima en lugar de Trump para participar en la Cumbre de las Américas, anunció la secretaria de prensa Sarah Sanders. Esta noticia, a solo tres días del inicio de la cumbre, genera mucha expectativa con relación al peso que tendrá ahora este evento internacional, el primero de este tipo en el que participará el presidente Martín Vizcarra.

¿Fue sorpresivo?

En opinión del analista de temas internacionales Óscar Vidarte, la cancelación de Donald Trump no es una sorpresa ya que habría tres elementos de peso que daban indicios a que la cumbre no era un tema prioritario para el mandatario estadounidense.

Estos son la falta de una agenda de mutuo interés entre EE.UU. y Latinoamérica, los riesgos que habría corrido la imagen de Trump en una región con la que ha sido hostil durante todo su mandato y la salida de Rex Tillerson como secretario de Estado. Según Vidarte, este último era uno de los principales promotores de que el presidente Trump participe en la Cumbre de las Américas.

“No me sorprende mucho porque, en verdad, el Gobierno de EE.UU. no tenía una agenda clara con la región. Durante el mandato de Trump, el tema que ha dominado su relación con América Latina ha sido una búsqueda de medidas que favorecen más a su país. No hay una búsqueda de intereses comunes”, señaló Vidarte.

El internacionalista Ernesto Velit consideró que la ausencia de Trump es importante ante la gran expectativa que se habría generado, no solo por la primera visita del mandatario a Latinoamérica, sino por la posibilidad de que se cruce con algún representante del gobierno de Nicolás Maduro de Venezuela o de Raúl Castro de Cuba.

Consecuencias dentro de la cumbre

Velit consideró que el efecto que tendrá la ausencia de Donald Trump será a nivel de “espectacularidad”, mas no de fondo. “Le va a restar un poco del ‘glamour’ que iba a tener la cumbre, pero no creo que le reste la importancia política porque la reunión va a seguir con todos los temas de agenda de vital importancia como la corrupción y la gobernabilidad”, señaló el analista a El Comercio.

En ese sentido, destacó que Estados Unidos de todas maneras va a estar presente a través del vicepresidente Mike Pence. “Evidentemente le resta espectacularidad al evento, pero no fuerza política ni diplomática”, añadió. Una opinión diferente tuvo Vidarte, quien consideró que la presencia de Donald Trump era tan importante que podría afectar la participación de otros países invitados a la Cumbre de las Américas.

“Lo que esto va a causar es desincentivar la presencia de más de un país que entiende esta cumbre como un camino para vincularse con Estados Unidos […] Muchos quieren hablar con Donald Trump y escuchar de su boca lo que piensa sobre la región”, manifestó. Sin embargo, el ex canciller Allan Wagner señaló que la cumbre debe seguir adelante y ser exitosa pese a que la falta de Donald Trump le quitará cierto peso para quienes esperaban hablar personalmente con él.

“Es evidente que la ausencia de Trump le quita cierto atractivo, por un lado ante los medios de comunicación de todo el mundo, y por otro lado por la posibilidad de que, en este tipo de eventos, los presidentes, aparte de los temas de agenda, puedan sostener reuniones privadas con él”, comentó.

Los motivos

Ernesto Velit opinó que la cancelación por parte de Donald Trump no debe ser considerada como un “desplante”, ya sea para el Perú o para la cumbre como evento. “Hay que tomarlo como una reacción de Trump ante circunstancias en su frente interno que parece indicar que se va cerrando el círculo sobre él y que podría llevarlo a enfrentar un ‘impeachment’ en los próximos meses”, dijo.

Según la explicación oficial de la Casa Blanca, Donald Trump optó por quedarse en Estados Unidos para analizar las respuestas ante un ataque que se especula fue con armas químicas. Sin embargo, medios norteamericanos consideran que la razón real es la planificación de una respuesta al allanamiento a su abogado Michael Cohen en las investigaciones por presunta colusión con Rusia durante las elecciones del 2016.

“Hay que respetar las decisiones que toman los presidentes de otros países. Tendrá sus razones para haber optado por no venir […] Pero la cumbre debe seguir adelante”, indicó, en otro momento, el ex canciller Wagner. Vidarte interpreta la cancelación de Donald Trump como un síntoma más del desinterés que tiene el mandatario estadounidense para con la región.

“Más allá de la justificación que haya podido tener, lo cierto es que iba a aparecer una explicación de cualquier tipo para hacer posible que Donald Trump no venga si es que Latinoamérica no era una prioridad para EE.UU. y eso es lo que estamos viendo”, concluyó.

LadyBABA, con información de -elcomercio.pe-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario