Senador Bill Nelson: sanciones a Maduro apenas comienzan

El Senador por Florida Clarence William Nelson, abogó el pasado viernes a favor de incrementar las sanciones económicas al régimen de Nicolás Maduro, insistiendo que es mucho lo que queda por hacer para contener la sistemática destrucción del país sudamericano. Nelson, quien celebró el Día del Exiliado Venezolano en un evento organizado en la alcaldía de Pembroke Pines por la organización de Venezolanos perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX), agregó que Estados Unidos también debe seguir luchando para aislar al régimen políticamente, y deshacer el control que Maduro aún ejerce sobre algunos de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 
“Debemos seguir incrementando las sanciones económicas impuestas sobre Maduro y sus secuaces”, manifestó Nelson en el evento, donde fue honrado con “la Orden del Exilio”, de mano de VEPPEX.
 
“Solo recientemente el Departamento del Tesoro finalmente escuchó nuestras preocupaciones sobre cómo Maduro, con ayuda de Rusia, estaba buscando evadir las sancione a través de la criptomoneda denominada Petro. […] Pero aún falta mucho más por hacer”, agregó en el evento, también organizado por el Venezuelan American Democratic Club.
 
Pese a pertenecer al Partido Demócrata, Nelson ha estado trabajando estrechamente con el senador republicano Marco Rubio para avanzar en Washington la agenda a favor de extender el cerco internacional impuesto a Maduro.
 
Esa iniciativa, que también ha sido fuertemente respaldada por la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen y el senador demócrata, Bob Menendez, ha llevado a Washington a imponer sanciones económicas individuales contra decenas de altos jerarcas del chavismo, acusados de corrupción, de destruir la democracia y de violar los derechos humanos.
 
Más de cuatro millones de venezolanos (alrededor de un 14 por ciento de la población) se han visto obligados a huir del país ante el colapso social y económico provocado por dos décadas de políticas económicas hostiles al emprendimiento privado y al gigantesca corrupción asociada con el régimen de Maduro.
 
El país es víctima de una crisis humanitaria sin precedente y la desplazada población requiere de la asistencia humanitaria, en momentos en que cientos de miles de venezolanos han cruzado las fronteras de los países vecinos en busca de alimentos y medicinas.
 
José Antonio Colina, presidente de VEPPEX, dijo durante el evento que el pueblo venezolano siente un profundo agradecimiento por los líderes estadounidenses que han asumido la causa venezolana como la suya.
Pero también solicitó a la administración del presidente Donald Trump un poco más de clemencia hacia las docenas de miles de venezolanos que se encuentran en Estados Unidos y que aún no poseen protección migratoria.
 
Las deportaciones de venezolanos que están tomando lugar no son consistentes con los esfuerzos de la administración “por ayudar a los venezolanos a enfrentarse a la perversa narcodictadura”, dijo Colina. Muchos de los jóvenes que están siendo deportados corren el riesgo de ser arrestados, torturados y asesinados, al poner pie en Venezuela, agregó.
 
Lo que nadie dice es que casi todos los enchufados y demás chavistas de medio pelo, todos ellos ladrones corruptos que se llevaron miles de millones de dólares del país, viven hoy principalmente en el estado de FLORIDA y son dueños de propiedades y negocios multimillonarios.
DaddyLluka, con información de -elnuevoherald-
Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario