Almagro: Cuatro países quieren denunciar a Maduro ante CPI

En entrevista exclusiva con la Voz de América, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró que cuatro países de la organización hemisférica, planean denunciar ante la Corte Penal Internacional a Nicolás Maduro. Su pronunciamiento tuvo lugar horas después de publicar una carta, enviada por él mismo a la fiscal del ente que judicializa casos en los que hay de por medio delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra.

La misiva contiene las conclusiones de un panel de tres expertos independientes, a quienes la Secretaría General de la OEA había pedido analizar si hay suficientes evidencias de que en Venezuela, bajo el gobierno de Nicolás Maduro, se han cometido delitos de lesa humanidad. La contundencia de las consideraciones sustenta la acción del secretario general, Luis Almagro.

Aunque jurídicamente la misiva sólo suma argumentos a otras denuncias que cursan ante la Corte Penal Internacional, su contenido y sus fundamentos contribuirían a fortalecer una posterior iniciativa de denuncia que provenga de al menos un país, lo requerido para que se abra la causa formal contra Nicolás Maduro ante el Tribunal.

Asamblea General de la OEA en Washington

La Cumbre de Cancilleres del organismo en Washington, según aseguró el secretario general, Luis Almagro, analizaría en ámbito político, una moción que busca aprobar la convocatoria de una asamblea de carácter extraordinario, para analizar la suspensión de Venezuela del organismo.

Si bien la crisis de Venezuela es uno de los múltiples temas que abordarán los representantes de la diplomacia hemisférica, el nivel de degradación de la democracia en Venezuela y las precarias condiciones de vida que enfrentan millones de sus nacionales, exige nuevas acciones de la OEA.

Nicaragua

Aunque reconoció que la crisis de Nicaragua no es parte de la agenda oficial de la Asamblea General de Washington, Almagro explicó por qué la crisis de ese país no es equiparable a las dictaduras de Cuba y Venezuela. “He visto factores antidemocráticos en Nicaragua”, pero no es una dictadura, aseguró en la entrevista con la Voz de América.

De manera enfática, Almagro pidió el freno de la violencia en el país, que ya ha dejado más de 80 víctimas mortales y más de 800 heridos, pero advirtió en el mismo tono, que no dejará que se use a la OEA para apoyar intereses que no correspondan a los mecanismos democráticos que deben prevalecer para hallar una salida a la crisis de ese país.

Almagro rechazó las voces de quienes han criticado al organismo por no actuar sobre la crisis de ese país, y al contrario, enumeró una a una las acciones emprendidas por la OEA y que han contado con una respuesta inmediata del gobierno nicaragüense. Por eso, aseguró Almagro, no encuentra motivos para desconfiar de la transparencia del diálogo establecido en el país y que media la Iglesia Católica. Además, aseguró que si es llamado a ser veedor de ese diálogo, la OEA no evadirá su misión.

Fuente:  Voa Noticias 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario