Seniat se queda corto en su aporte al presupuesto nacional

El Sistema Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) ha aportado 42,8% de todo el dinero gastado por el gobierno de Nicolás Maduro entre enero y mayo de 2018, muy por debajo del 89% comprometido en el presupuesto nacional, según se desprende del cruce entre los ingresos fiscales y las erogaciones totales informadas por el Ejecutivo incluyendo créditos adicionales.

Según la ONG Transparencia Internacional, el gobierno ha autorizado 70 créditos adicionales en los primeros cinco meses del año, que totalizan Bs 285,5 billones, un exceso de 691% con respecto al presupuesto original aprobado en diciembre de Bs 36,1 billones. En total el gasto público se ubica en Bs 321,6 billones.

Por su parte, el Seniat informó que hasta mayo ha recaudado un total de Bs 137,8 billones, lo que representa 42,8% del total gastado por el gobierno en ese lapso. A pesar de que el organismo sobrepasó su meta inicial de Bs 8,7 billones, la maquinaria recaudadora se queda corta con respecto a la velocidad con la que crecen los compromisos del Ejecutivo.

“Como se ha advertido en reiteradas ocasiones, estos recursos extraordinarios son financiados por parte del Banco Central de Venezuela con la emisión de dinero sin respaldo, lo que termina acelerando la hiperinflación y debilitando el poder de compra de los ciudadanos”, señala Transparencia Internacional en un informe.

De las cuentas de Transparencia y del Seniat se desprende que entre enero y mayo, 57,2% de los gastos del gobierno fueron financiados con otras fuentes que no han sido especificadas por el gobierno, tomando en cuenta que el endeudamiento en bolívares autorizado en el presupuesto no se ha ejecutado.

“Desde que el Ejecutivo Nacional presentó el presupuesto 2018 ante la Constituyente, se advirtió que se trataba de un monto deficitario, que además no contemplaba las proyecciones de inflación”, apunta Transparencia.

De acuerdo con datos de la Asamblea Nacional (parlamento), hasta el mes de abril, la inflación acumulada fue de 897,2%. Lo que coloca en negativo (en términos reales) tanto al gasto público como la recaudación del Seniat.

Las cuentas de Transparencia no incluyen los más de Bs 56 billones que hasta mediados de mayo había gastado el gobierno en los llamados “bonos protectores”, cuyo origen no está en los créditos adicionales.

Salarios se llevan la mayor parte 

Transparencia señala que la mayor parte de los créditos adicionales que ha autorizado el Ejecutivo este año, amparado en el Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica, ha sido para gastos de personal por un monto de Bs 171,1 billones, cifra que es cinco veces mayor que el presupuesto de 2018.

El informe de la ONG destaca que el ministerio que más ha recibido créditos adicionales en los primeros cinco meses del año es el de Salud. En total se le han asignado Bs 55,3 billones, de los cuales Bs 5,3 billones fueron destinados a la Misión Barrio Adentro para la adquisición de medicamentos y reactivos para pacientes que padecen enfermedades crónicas.

“Pese a los recursos destinados a la compra de fármacos, cada vez son más los reportes de venezolanos que mueren por no poder conseguir las medicinas que requieren y por las malas condiciones de los centros de salud. Solo en los primeros 4 meses del año 64 carabobeños con VIH fallecieron por falta de tratamiento”, indica Transparencia.

SurCARIBE, con información de -B&N-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario