La GNB desalojó temporalmente a los bachaqueros de Catia

Los comerciantes informales vendían productos de la cesta básica en la Pérez Bonalde desde hace cuatro años y hoy fueron dispersados “temporalmente” por la GNB. Entre la plaza Pérez Bonalde y una calle de la zona se distribuyeron los funcionarios militares. Allí se situaban los buhoneros con productos como harina de maíz precocida, pasta, arroz, pañales, leche, aceite y azúcar.

Solían ofrecer los rubros con la complacencia de funcionarios de seguridad, que patrullaban por la zona sin hacer nada. Los precios variaban si el pago era en efectivo o con punto de venta. Una harina cancelada con billetes cuesta 400.000 bolívares, mientras que por punto sube a 1.000.000 de bolívares.

Tareck El Aissami, vicepresidente del Área Económica, informó el 20 de junio que el gobierno ocupará temporalmente ocho mercados por acaparamiento, alteración de precios u otros delitos. “Esta ocupación temporal está contemplada en la Ley Orgánica de Precios Justos es una medida sancionatoria (…) Hemos determinado la existencia de indicios de especulación, acaparamiento, alteración fraudulenta de precios o de los servicios”, indicó.

La realidad es que una medida de este tipo no puede funcionar por mucho tiempo, ya que es por todos conocido que tanto los buhoneros, como demás comerciantes inescrupulosos cuentan con el beneplácito de las fuerzas del orden, las cuales reciben “coimas” por dejarlos vender sus productos con sobreprecios.

SurCARIBE, con información de -elnacional-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario