Siguiendo el “modelo venezolano” Daniel Ortega asesina a la población civil

Fuerzas del gobierno nicaragüense y paramilitares atacaron con disparos a estudiantes en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), en el suroeste de Managua, donde se mantienen atrincherados en protesta contra el presidente Daniel Ortega, denunciaron estudiantes, opositores y organismos de derechos humanos. “Por favor ayúdennos”, “Quedamos solos”, se escucha en varios videos que circulan en las redes sociales, en los que se oyen los disparos y se ve a muchachos agachados detrás de las trincheras. “Aquí morimos todos”, se escuchó decir a una joven.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, de grupos de la sociedad civil, denunció que los estudiantes “eran atacados” mientras Ortega y su esposa Rosario Murillo participaban en una caravana de seguidores que llegó a la sureña ciudad de Masaya bajo un fuerte dispositivo de seguridad.
 
Según la Alianza, los estudiantes de la UNAN y voceros de una coalición universitaria alistaban una carta para enviar a la comisión de seguridad y verificación del diálogo nacional “con la que se pretendía iniciar una negociación con el gobierno”.
 
“Los estudiantes (…) habían abierto una discusión días atrás para una desocupación espontánea y pacífica. La respuesta que reciben: un ataque inadmisible”, escribió en Twitter el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao.
 
Los grupos de derechos humanos aún no dan un balance de heridos en la UNAN, que varias veces ha sido atacada por fuerzas policiales y paramilitares. Más de 300 personas han muerto en una espiral de violencia desatada en casi tres meses de protestas contra el presidente, que comenzaron el 18 de abril.
 
El detonante de las manifestaciones fue una reforma al sistema de seguridad social, pero se ampliaron para demandar justicia por las muertes y la salida del poder de Ortega, a quien acusan de instaurar junto a su esposa Rosario Murillo un gobierno autocrático.
 
La oposición realiza este viernes un paro de 24 horas para aumentar la presión contra Daniel Ortega, exguerrillero sandinista de 72 años que gobierna desde 2007 por tercer periodo consecutivo. Como salida a la crisis, la Iglesia católica, mediadora en un diálogo entre el gobierno y la Alianza, propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019, pero fue descartado por Ortega y su banda de asesinos.
 
LadyBABA, con información de -televisa.news-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario