Los troles de internet ya ganaron y no hay mucho que puedas hacer

Esta columna será un poco inusual. Normalmente, escribo acerca de un problema tecnológico general y ofrezco algunas soluciones. Pero esta semana, me topé con un tema que según la opinión de muchos no tiene solución sencilla: los comentarios en línea. A lo largo de la última década, los comentarios ahora no solo se encuentran en recuadros debajo de artículos y videos en internet, sino que también están en las redes sociales como Facebook y Twitter.

Eso ha abierto la puerta a un tipo más agresivo de acoso, intimidación y la capacidad de divulgar desinformación, a menudo con consecuencias en la vida real. Por ejemplo, el sitio conspirativo de derecha Infowars. Durante años, el sitio publicó información falsa que inspiró a troles en internet para acosar a gente cercana a las víctimas del tiroteo en la escuela Sandy Hook.

Esta semana, después de mucho debate y vacilación para decidir si se involucrarían, algunos gigantes de la tecnología censuraron el contenido de Infowars. (Twitter no lo hizo, después de determinar que Infowars no había violado sus políticas). ¿Qué nos demuestra eso? Que tú como usuario de internet tienes poca autoridad respecto al contenido en línea que te parece ofensivo o dañino. Las empresas tecnológicas son las entidades que llevan la batuta.

Dada la manera en que están sucediendo las cosas, nuestra fe en el internet podría disminuir hasta que desconfiemos del medio tanto como lo hacemos con las noticias por televisión, dijo Zizi Papacharissi, profesora de Comunicación en la Universidad de Illinois-Chicago, quien imparte clases sobre redes sociales.

“Creo que nosotros estamos acabando con el internet, porque jamás aprendimos realmente cómo usarlo”, dijo. “Lo destruimos y lo restauramos de nuevo todos los días. En algún momento se derrumbará”, agregó Papacharissi, quien también editó A Networked Self, una serie de libros que analizan los comportamientos y las relaciones de la gente en las redes sociales.

¿Por qué los comentarios de internet son tan terriblemente malos y cómo nos protegemos? Aunque no hay una solución sencilla, hay algunas medidas que podemos tratar de tomar. Esto es lo que debes saber sobre cómo llegamos a este punto y qué puedes intentar hacer.

¿Por qué la gente es tan tóxica en línea?

Hay muchas teorías acerca de por qué el internet parece sacar lo peor de la gente. Reuní muestras de algunos hallazgos notables. Papacharissi dijo que en sus veinte años de investigación y entrevistas a personas acerca del comportamiento en línea, una conclusión ha sido constante: la gente usa el internet para obtener más de lo que no consigue en su vida cotidiana. Aunque las personas han sido educadas para resistirse a los impulsos en el mundo real, en internet se rinden ante sus tentaciones y se desbocan.

“El internet se vuelve un medio fácil para que digamos algo y nos sintamos realizados por un momento aunque en realidad lo estemos gritando al aire”, comentó. Desde luego, eso no es nada nuevo. Antes del internet, la gente descargaba sus frustraciones en los programas de debate en la televisión y la radio. El internet simplemente era un espacio más accesible y menos moderado.

Daniel Ha, fundador de Disqus, una popular herramienta de comentarios en internet que utilizan muchos sitios web, dijo que la calidad de los comentarios varía mucho según el contenido que se discute y las audiencias que atrae. Por ejemplo, hay videos acerca de temas especializados, como las reparaciones en el hogar, que inspiran comentarios constructivos por parte de entusiastas. Pero hay otros, como el video musical de un artista popular o un artículo noticioso general, en los que gente de todo el mundo puede hacer comentarios. Ahí es cuando las cosas pueden descontrolarse.

“Hay un estadio de personas de todos los estratos sociales que se reúnen, hablan distintos idiomas, con actitudes diferentes y simplemente están diciendo cualquier cosa”, dijo Ha. Los comentarios pueden ser terribles simplemente porque hay muchas personas con defectos. Depende de los creadores de contenido y las plataformas tecnológicas analizar sus comunidades y establecer reglas y estándares para una discusión civilizada.

Esa es un área donde muchas publicaciones noticiosas se quedan cortas: a menudo no hay sistemas de moderación en sus secciones de comentarios, así que se convierten en caldos de cultivo para el comportamiento tóxico. También es un área donde las empresas tecnológicas como Facebook y Twitter tienen problemas, porque desde hace mucho se han presentado como plataformas neutrales que no quieren ser árbitras de la verdad.

¿Qué pasa con los comentarios falsos?

Las empresas tecnológicas desde hace mucho han empleado varios métodos para detectar comentarios falsos de bots y entidades que publican mensajes no deseados. Las pruebas de Turing completamente automáticas y públicas para diferenciar ordenadores de humanos (Captcha) te piden que teclees una palabra o elijas fotografías que contengan un objeto específico para verificar que eres un ser humano y no un bot. Otros métodos, como detectar un tipo de dispositivo o la ubicación de un comentador, pueden usarse para detectar bots.

Sin embargo, los investigadores de seguridad han demostrado que hay maneras de eludir todos estos métodos. Algunos ciberatacantes ahora están volviéndose muy ingeniosos en sus metodologías. Cuando la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos estaba preparándose para revocar la neutralidad en el internet el año pasado, hubo veintidós millones de comentarios publicados en su sitio entre abril de 2017 y octubre de 2017, muchos de los cuales expresaron apoyo al movimiento.

Jeff Kao, un científico de datos, utilizó un algoritmo de aprendizaje automático para descubrir que 1,3 millones de los comentarios probablemente fueron publicados por bots. Muchos comentarios parecían muy convincentes, con oraciones coherentes y que sonaban naturales, pero resultó que muchos eran duplicados de los mismos comentarios en los que solo se cambiaban algunas palabras por sinónimos.

“Si lees distintos comentarios uno por uno, es difícil distinguir que algunos son de la misma plantilla. Pero, si utilizas algoritmos de aprendizaje automático, puedes detectar algunos de estos conjuntos”. La FCC señaló mediante una carta que planeaba reestructurar su sistema de comentarios después del descubrimiento de las publicaciones falsas.

¿Qué puedo hacer?

Para el problema de los comentarios falsos, hay una solución muy simple: puedes reportarlos al propietario del sitio, quien probablemente analizará y eliminará los falsos. Además de eso, no interpretes los comentarios en internet de manera literal. Kao dijo que la lección que aprendió fue siempre intentar ver los comentarios en un contexto más amplio. Revisa el historial de publicaciones previas de un usuario o verifica los hechos de cualquier afirmación o apoyo dudosos en cualquier lugar en internet, comentó.

Sin embargo, en cuanto a los comentarios verdaderamente ofensivos, la realidad es que los consumidores no tienen mucho poder para combatirlos. Empresas tecnológicas como YouTube, Facebook y Twitter han publicado lineamientos para los tipos de comentarios y material que se permiten en sus sitios, y proporcionan herramientas para que la gente señale y reporte contenido inapropiado.

No obstante, en cuanto reportas un comentario ofensivo, generalmente depende de las empresas tecnológicas decidir si amenaza tu seguridad o viola la ley; a menudo los acosadores saben exactamente qué tan ofensivos pueden ser sin romper las reglas de manera evidente. Históricamente, las empresas tecnológicas han sido conservadoras e inconstantes respecto de eliminar comentarios inapropiados, en gran medida para mantener su postura como plataformas neutrales en las que la gente puede expresarse libremente.

En el caso de Infowars, Apple, Google y Facebook fueron las empresas que censuraron algunos contenidos del sitio conspirativo después de determinar que violaba sus políticas. Jack Dorsey, el director ejecutivo de Twitter, dijo el martes que la empresa no suspendió las cuentas de Infowars porque su propietario, Alex Jones, no violó ninguna regla.

“Si sucumbimos y simplemente reaccionamos a la presión del exterior, en vez de respetar los principios claros que seguimos (y evolucionan) imparcialmente sin considerar los puntos de vista políticos, nos convertimos en un servicio que se construye a partir de nuestras opiniones personales, las cuales pueden moverse en cualquier dirección”, dijo en un tuit.

Twitter no respondió de inmediato a una petición para dar más detalles acerca de la decisión. Más allá de reportar comentarios individualmente, también puedes usar una herramienta de peticiones en línea como Change.org para exigir que las empresas tecnológicas eliminen contenido ofensivo. (Pero ten en cuenta que los simpatizantes de Infowars ya están en el sitio pidiendo que su contenido vuelva a publicarse en YouTube).

En los casos en que los editores y las empresas tecnológicas no pueden hacer algo respecto de los comentarios inapropiados, Papacharissi recomendó un ejercicio de autodisciplina. “Piensa antes de leer”, dijo. “Piensa antes de hablar. Y no siempre tienes que responder. Muchas cosas no merecen una respuesta. A veces no responder es más efectivo que devolver el ataque”.

 

Resultado de imagen para the new york times

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario