¿Se está yendo pal carajo el acuerdo de paz con las FARC en Colombia?

El acuerdo de paz no pasa por su mejor momento, en materia política estaría deslegitimando la seriedad de los acuerdos, y es aquí donde los colombianos dejarían de creer en el acuerdo firmado entre la exguerrilla y el Gobierno. Desde la captura de Jesús Santrich -hace cuatro meses-, la implementación del acuerdo de paz en Colombia tomó un rumbo inesperado. La decisión de la justicia estadounidense y colombiana de recluir al exjefe negociador de la paz en La Habana, tras hallarlo en una red que pretendía vender 10 toneladas de cocaína al cártel de Sinaloa hizo que tres altos líderes de la antigua guerrillera huyeran de las zonas de concentración y despacharan su esquema de seguridad. 

La implementación del acuerdo ha tenido que pasar un camino espinoso configurado principalmente por las disidencias, legitimidad de la justicia especial para la paz y cumplimiento del acuerdo por parte de Gobierno y FARC. Precisamente, hace cuatro meses, Márquez se refugió en el municipio de Miravalle exigiendo la libertad de Santrich, junto a él se encuentra alias Paisa, exfarc líder de la temida columna móvil Teofilo Forero.

Pero hasta aquí no llega el campanazo de alerta de los exfarc, alias Romaña quien lideraba los secuestros en los 90 mal llamados “pescas milagrosas”, también renunció al esquema de seguridad y huyó.

Estos desacuerdos de los exfarc han creado varias hipótesis, una que es mayoritaria se basa en que estas decisiones no son momentáneas y que obedecen a una posible voluntad de refundar las FARC como grupo guerrillero desde sus disidencias. Por otro lado, existe la creencia que Marlon Marín sobrino de Márquez en su colaboración con la justicia estadounidense luego de su captura atestiguo en contra de los exfarc. 

Resultado de imagen para Jesús Santrich

Fuga de seis exfarc

Justamente este 6 de septiembre la Misión de verificación de la ONU en Colombia emitió un comunicado en el que se detalla que en las últimas semanas, al menos seis dirigentes de cuatro Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) y de un Nuevo Punto de Reagrupamiento (NPR) en el Suroriente del país tomaron la decisión de dejar estos Espacios y abandonaron sus responsabilidades con aproximadamente 1.500 excombatientes que residen allí. 

De acuerdo con el organismo de verificación, los excombatientes que se apartaron de estas zonas estarían incumpliendo el capítulo 3.3 del proceso de paz por el cual se comprometen a “contribuir activamente a garantizar el éxito del proceso de reincorporación”. 

Se trata de Fabián Ramírez, un excomandante muy ligado al narcotráfico y quien estuvo en La Habana; el ‘Zarco Aldinever’, cercano al ‘Paisa’ y quien hacía trabajo político en Miravalle; ‘Enrique Marulanda’, jefe en Mesetas (Meta); ‘Iván Alí’, jefe en Colinas (Guaviare); ‘Albeiro Córdoba’, jefe en Charras (Guaviare); y ‘Manuel Político’, encargado de la reincorporación en Pradera (Putumayo).

Fiscalía: “Funcionarios de JEP estarían cometiendo fraudes” 

Se suma un nuevo escándalo a la justicia encargada de juzgar y sancionar los delitos más atroces cometidos en conflicto. Funcionarios de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) aseguró el Fiscal Nestor Humberto Martínez estarían cometiendo fraudes para encubrir incumplimientos del acuerdo de paz por parte de ex comandantes de la exguerrilla. 

“La Fiscalía tiene evidencias de que algunos funcionarios, unos inescrupulosos, estarían cocinando en este momento falsedades y fraudes procesales para que la jurisdicción especial de paz no actúe como debe actuar, cumpliendo con la constitución y la ley”, indicó Martínez. Ante la acusación la JEP indicó que no se trata de ningún funcionario adscrito a esa justicia especial, y que por el contrario, se encuentran a disposición del llamado de la Fiscalía para colaborar en la investigación.

El jefe del ente acusador manifestó que “no es cierto que haya una orden de detención con fines de extradición contra Iván Márquez”. De esta manera, negó también que por virtud de una orden de captura emitida por la Fiscalía General, Iván Márquez haya abandonado el espacio territorial en que se encontraba y que supuestamente una hora después de su salida habría llegado el Ejército Nacional a hacer efectiva esa orden de captura. 

Por otro lado, negó también que se haya levantado la suspensión de las órdenes de captura contra exguerrilleros de las FARC en el marco de la Ley 418 de 1997. En este sentido, fue claro que aquel desmovilizado que reincida, cometa crímenes o viole el principio de no repetición e incumpla el acuerdo de paz será excluido de forma inmediata de esta justicia especial para ser juzgado por la justicia ordinaria, bajo el entendido que operó como un delincuente común. 

Duque pide sanciones ejemplares

A propósito de la fuga de los excombatientes el presidente Duque que se ha sostenido en la línea de modificaciones al acuerdo en tema de incumplimientos en el ámbito penal.

“Si la Fiscalía ha detectado que hay personas que hicieron parte de este proceso de desmovilización, desarme y reinserción, que siguieron en actividades criminales, debe proceder con las investigaciones y se debe apelar con una sanción ejemplarizante por parte de la justicia ordinaria”, indicó.  

El acuerdo de paz no pasa por su mejor momento, en materia política estaría deslegitimando la seriedad de los acuerdos, y es aquí donde los colombianos dejarían de creer en el acuerdo firmado entre la exguerrilla y el Gobierno. Del mismo modo, la JEP no goza de una fuerte legitimidad, no es la primera vez que se escucha un escándalo proveniente de esa nueva justicia. 

SurCARIBE, con información de -es.panampost.com-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario