Raikkonen: “Ferrari puede ser competitiva, espero que no llueva”

Observando la clasificación del campeonato, se podría pensar que en las últimas cinco carreras de la temporada el objetivo de Kimi Raikkonen no ha sido otro que ayudar a Ferrari y Sebastian Vettel en la lucha por el mundial, algo que parece estar muy cuesta arriba.

Pero quizás no está siendo un final de temporada relajado para Kimi. Sus próximas cinco carreras al volante del Ferrari serán su última oportunidad de volver a ganar una carrera, algo que no consigue desde 2013 y algo que nunca ha logrado en su segunda etapa en Maranello.

Un milagro de Sauber aparte (nunca digas nunca), la lógica dice que para Raikkonen, las carreras desde Suzuka a Abu Dhabi serán cinco bolas de partido para conseguir la última victoria de su carrera.

“Tras la temporada europea, hemos tenido más dificultades de lo previsto” explicó Raikkonen, “las dos últimas carreras no han sido geniales, pero veremos que tal nos va aquí en Suzuka. Hemos comprendido que es lo que no funcionó en Sochi, pero esta es una pista totalmente diferente y esperamos que nuestro fin de semana pueda ser también diferente”.

“En Sochi trabajamos mucho, mejorando el monoplaza antes de la clasificación, pero no ha sido suficiente. Ahora estamos en una circuito permanente y esperamos poder luchar por estar en lo más alto tanto en clasificación como en carrera”.

Esperando a que los meteorólogos se pronuncien con más precisión, el fin de semana nos trae cierta incertidumbre en Suzuka. Viendo el rendimiento de Mercedes en las últimas carreras, podría parecer que sus adversarios esperasen algo de lluvia con la esperanza de variar un poco el orden de la parrilla, pero esto no es algo que este buscando Raikkonen.

“Creo que en mojado no hemos rendido como nos gustaría” admitió, “hemos tenido ciertos problemas, pero recuerdo que en la clasificación de Hungría, estaba muy contento con el coche y en ese momento los problemas tuvieron más que ver con el momento en el que pusimos los neumáticos. Estoy seguro de que tenemos buena aceleración y también buena potencia, pero hasta el momento, nuestro rendimiento en mojado no es uno de nuestros puntos fuertes”.

Kimi también ha subrayado que, por tanto, la posibilidad de que aparezca la lluvia, no tiene porque representar necesariamente una oportunidad de victoria.

“Depende fundamentalmente de la certeza mayor o menor de las previsiones. Si hay certeza de que vaya a llover en clasificación y en carrera, obviamente trabajas en esa dirección” dijo el finlandés, “pero si es una situación de poca certeza es más difícil tomar decisiones. A veces cuando llueve, la pista se vuelve impracticable y no se puede rodar y tampoco tienes los suficientes juegos de neumáticos de lluvia para poder trabajar con normalidad, porque tienes que guardarlos para la clasificación y la carrera”.

Raikkonen no es un piloto al que le gusten las estadísticas, ni siquiera cuando están relacionadas con su propia carrera, pero la curiosidad es que desde su victoria con McLaren en 2005, no ha vuelto a subirse al podio en Suzuka.

“SInceramente, no hago caso de ello” concluyó Kimi, “pero debo decir que a menudo tuve problemas inesperados. Espero que este año pueda tener un fin de semana limpio y si lo tengo, creo que puedo poner fin a esa racha negativa”.

Roberto Chinchero

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario