Tratando de desviar la atención sobre la muerte de Fernando Albán, narcopandilleros chavistas liberan a Gómez Saleh

El activista opositor venezolano, Lorent Gómez Saleh, recién liberado tras pasar cuatro años encarcelado, llegó el sábado a Madrid, donde afirmó que veía el amanecer por primera vez desde que fue detenido. El opositor de 30 años habló emocionado ante los periodistas y venezolanos en el aeropuerto de Madrid, un día después de ser liberado tras estar recluido más de cuatro años en las calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas.

Después de cuatro años puedo ver el amanecer, lo vi hoy“, declaró. Gómez Saleh añadió que su liberación -que fue celebrada por España el sábado- era una sorpresa y que estaba “tratando de asimilar lo que está pasando”. “En Venezuela hay seres inocentes tras las rejas […] gente que merece cruzar el puente como yo”, añadió.

En su llegada al aeropuerto de Barajas, Saleh declaró: “Nunca pensé que este momento iba a llegar. Poder describir lo que significa esto para mí y mi familia, España ha hecho una labor increíble“. Asimismo, aseguró que “va a ser casi imposible retribuir lo que han hecho, pero hay que acompañar a los que siguen detenidos, están presos y sufriendo“.

Su liberación se produce justo cuatro días después que el concejal opositor Fernando Albán, acusado de participar en el ataque fallido con dron contra el narcodictador Nicolás Maduro, muriera mientras estaba en prisión preventiva en un incidente que causó indignación internacional.

Las autoridades dijeron que Fernando Albán, de 52 años, se suicidó arrojándose desde el décimo piso del Sebin, pero su familia y opositores aseguran, sin embargo, que fue torturado hasta causarle la muerte, tras lo cual fue lanzado al vacío. Gómez Saleh había denunciado en el pasado las torturas infligidas a los activistas detenidos y las muertes ocasionales bajo custodia.

Estados Unidos y la oposición venezolana aseguraron que el gobierno autoritario de Maduro tiene unos 200 “prisioneros políticos”. Lorent Gómez Saleh es el presidente de la ONG Operación Libertad, que trabaja por la defensa de los derechos humanos, la democracia y las libertades civiles en Venezuela, y en el resto de América Latina.

Gómez Saleh fue expulsado de Colombia en septiembre de 2014 por desarrollar “actividades proselitistas” ilegales, y acusado por el gobierno venezolano de vínculos con paramilitares colombianos. En 2017, fue uno de los laureados con el prestigioso premio Sájarov para los derechos humanos que concedió el Parlamento Europeo a la oposición venezolana.

Nuevamente, como ya es costumbre de la narcomafia chavista, al verse acorralados por la opinión pública internacional, decidieron cambiar la atención mediática al liberar a este preso político. Ellos siempre crean un nuevo escenario para desviar la atención sobre algo que no les conviene, aplicando al pie de la letra el manual de sus jefes, los pandilleros cubanos.

Daddy Lluka, con información de -lapatilla-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario