Verstappen gana en México y Hamilton logra su quinto título en F1

Max Verstappen repitió la victoria en el Gran Premio de México, aunque en esta ocasión sin heredar la posición como sucedió en el 2017; ahora lo hizo de una forma dominante para cerrar un casi perfecto fin de semana donde únicamente la posición de privilegio se le escapó ante su compañero Daniel Ricciardo. 

Pero la victoria del holandés de Red Bull Racing quedó opacada ante el cuarto sitio de Lewis Hamilton y su Mercedes, que combinado con el segundo sitio de Sebastian Vettel, Ferrari, le permite al inglés lograr su quinto campeonato del mundo, igualando la marca del argentino Juan Manuel Fangio y quedando ya a dos títulos de alcanzar a Michael Schumacher, el máximo vencedor de la categoría.

Hamilton atacó desde el arranque y busco por la parte de en medio del circuito adelantar a los dos Red Bull. Su movimiento le permitió sobrepasar a Daniel Ricciardo, mientras que Verstappen se escapó en el liderato. Sebastian Vettel se ubicó en el cuarto sitio.

Esteban Ocon, Brendon Hartley y Fernando Alonso sufrieron daños durante la largada, lo que llevó al Force India y al Toro Rosso a la zona de boxes para cambio de alerón delantero; mientras el español se mantuvo en pista, aunque apenas por cuatro vueltas antes de que su motor Renault fallara en la curva 11 provocando el primer Virtual Safety Car del día de apenas dos giros de duración.

Con la carrera en estatus de bandera verde, Verstappen se escapó de un Lewis Hamilton quien aceleraba para despegarse lo más posible de Ricciardo y Vettel. El inglés fue el primero de los líderes en inaugurar las detenciones en pits cuando en la vuelta 12 colocó el superblando regresando al circuito en la quinta posición. Un giro después Daniel Ricciardo le siguió en los boxes, así como Max Verstappen. Este intercambio de posiciones dejó a Vettel en el liderato en el giro 14.

Los Renault deNico Hulkenberg y Carlos Sainz, así como los Sauber de Charles Leclerc y Marcus Ericsson, cumplieron con su primera parada en las primeras 15 vueltas tras desgastar el neumático hiperblando, una situación que abrió la puerta para el mexicano Sergio Pérez, quien apostó por no avanzar a la Q3 el sábado buscando arrancar con el superblando para extender su primer stint; pero esto de poco le sirvió cuando su Force India se quedó sin frenos en el giro 40 para retirarse de la competencia.

Vettel entró a los pits en el giro 18 colocando los superblandos, seguido una vuelta después por su compañero Kimi Raikkonen. Con este movimiento Verstappen recuperó el primer puesto seguido por Hamilton y Ricciardo. Carlos Sainz provocó el segundo VSC de la competencia, de apenas un giro de duración, en la vuelta 31 cuando su Renault se apagó de forma imprevista cuando transitaba la zona del estadio de beisbol.

Vettel inició su último ataque en un intento desesperado por prolongar la batalla por el campeonato hasta Brasil y en el giro 34 adelantó a Ricciardo. Cinco vueltas después sobrepasó a un Hamilton que no opuso resistencia para tomar el segundo sitio.

El ahora cinco veces campeón del mundo mostró su disgusto con los neumáticos superblandos por la radio de Mercedes y el clímax llegó cuando en el giro 47 bloqueó su neumático delantero derecho en la primera curva del circuito, dejando que Ricciardo lo adelantara mientras el Mercedes realizó una excursión por el pasto.

La segunda ronda de paradas la inauguró Vettel y Hamilton entrando ambos en la vuelta 48, con la ventaja de que el alemán de Ferrari colocó gomas ultrablandas nuevas contra usados del inglés. Tres giros posteriores Verstappen hizo lo propio para colocar superblandos y mantener el primer puesto. Con la última ronda de pits completada, Verstappen marchaba en primero seguido por Ricciardo, Vettel, Raikkonen y Hamilton.

A nueve vueltas del final, el 1-2 de Red Bull parecía posible, pero el destino le jugo una nueva mala pasada al australiano quien vio como su motor falló, abriendo así la segunda posición a Vettel y permitiendo que Raikkonen ascendiera al podio. Hamilton trabajó en las últimas vueltas administrando su monoplaza para asegurar el cuarto sitio y con ello un nuevo título mundial que lo pone como uno de los tres mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1.

Luis Ramírez

Lewis Hamilton, más cerca de Michael Schumacher

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario