Señalan al periodista Hely Vladimir Villegas Poljak de ser testaferro del empresario Raúl Gorrín

La reconocida periodista Angie Pérez acusó al periodista de Globovisión  Hely Vladimir Villegas Poljak  de ser un “tremendo enchufado del gobierno y lo señaló de ser testaferro del empresario venezolano Raún Gorrín, quien fue acusado por la justicia estadounidense de corrupción y lavado de dinero. Pérez colgó una foto en Instagram que hizo estallar las redes sociales. En la gráfica aparece Vladimir Villegas junto a sus hijos.

El texto de la publicación de Pérez dice lo siguiente: “El periodista Vladimir Villegas es tremendo enchufado del gobierno, sus únicos dos hijos viven en Estados Unidos desde hace más de seis años. Allí estudiaron, uno en Kansas y otro en Carolina del Norte. Uno de ellos,  Alejandro Villegas, es periodista y vive en Miami en un tremendo apartamento en Coral Gables”.

Es de hacer notar que Pérez le ha estado haciendo seguimiento al periodista Vladimir Villegas tras el escándalo suscitado por las acusaciones contra el empresario venezolano, Raúl Gorrín.

En otra parte de la publicación, Pérez comenta que “otro que debe estar muy nervioso con las acusaciones formales de la Corte del Distrito Sur de la Florida contra Raún Gorrín es uno de sus testaferros: Vladimir Villegas, conductor de Vladimir a la 1”. Hay que recordar que durante mucho tiempo el señor Vladimir Villegas fue un colaborador muy cercano del extinto Hugo Chávez, siendo electo en 1999 como integrante de la Asamblea Nacional Constituyente.

Fue embajador de Venezuela en Brasil en el año 2002. Desde noviembre de 2003 hasta diciembre de 2004 presidió Venezolana de Televisión. Desde mayo de 2005 hasta noviembre de 2005 fue embajador de Venezuela en México y en 2006 fue nombrado vicecanciller para Asia, Medio Oriente y Oceanía.

A continuación podemos ver como Raúl Gorrín felicita al aire a Vladimir Villegas por su 5to. aniversario al frente del programa “Vladimir a la 1”.

Daddy Lluka, con información de -Miami Diario-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario