El régimen chavista está logrando “Step by Step” sus metas estratégicas

Desde hace un largo tiempo, muchos venezolanos se preguntan a que apuesta el régimen chavista. Para muchos la estrategia está muy clara, terminar completamente con toda la actividad económica del país. Desde hace décadas el principal producto de exportación venezolano es el petróleo, sus ingresos representan más del 90% del total de dólares que entran al país.

Hace ya bastante tiempo la estrategia era aumentar la producción, llevarla de poco más de tres (3) millones de barriles diarios a cinco (5) o seis millones, pero eso ha cambiado en forma drástica. Hoy la producción de PDVSA supera por poco el millón de barriles diarios, y se espera que no llegue ni siquiera a eso para mediados del año 2019, debido a la falta de inversión y a la fuga de personal capacitado hacia otros países.

Pareciera una política suicida el dejar que la única fuente de ingresos del país y del régimen colapsara, pero eso no es así. Como consecuencia de la corrupción y el saqueo generalizado, la industria petrolera se ha venido a pique y no hay forma de revertir el proceso por parte del narcorégimen, ya que se necesitarían grandes inversiones y un personal que no está disponible.

Ante esta situación irreversible, los estrategas del chavismo decidieron aplicar el manual cubano de supervivencia al pie de la letra. Como no tienen posibilidad de alimentar a una población de 27 millones (ya no somos 30) de venezolanos, ni forma de producir absolutamente nada, ya que quebraron a casi todo el aparato productivo, entonces hay que “vaciar el país”.

Es como si en tú casa cayeran dramáticamente los ingresos, y buscas que parte de la familia vaya a trabajar a otro lado y aporte a la economía familiar. Así lo está haciendo el régimen, creando un estado de desasosiego tal, que obliga a gran parte de la población a emigrar; abandonando el país y sus posesiones.

Con esto se logran varias cosas, por un lado hay menos población y por consiguiente menos consumo de alimentos, medicinas, energía eléctrica, agua, gasolina, etc. Por otro lado estas personas van dejando bienes, que por haber una sobre oferta, hacen que bajen de precio considerablemente y sirva para que los que aún queden en el país puedan adquirirlos a unos precios ridículos.

Es así que hoy vemos carros, muebles, neveras, televisores y un largo etcétera, pueden ser adquiridos a unos precios impensables hace solamente 5 años atrás. También desde hace un tiempo, los afectos al chavismo vienen haciendo un censo de inmuebles que se encuentran deshabitados, con la idea en su momento de tomarlos y solucionar de esa manera el problema habitacional.

Al haber muchos menos habitantes, se necesitará generar menos energía eléctrica y demás servicios, pero el verdadero “negocio” es otro. Como ya lo hicieron los cubanos, la idea principal es que por medio de las REMESAS, los que se van mantengan a los que se quedan. Por eso el desespero de meterle mano como sea a esos dólares que se envían desde fuera.

Según estudios económicos serios, con ocho (8) millones fuera enviando remesas y el país produciendo 700 mil barriles de petróleo, se podría sobrevivir con una sociedad que consumiera el equivalente a los años 60´s del pasado siglo, algo muy similar a como se vive en el paraíso cubano. Para lograr el objetivo solamente falta que emigren unos tres (3) millones más, ya que para esta fecha se estima que hay alrededor de 5 millones viviendo fuera de Venezuela, enviando unos 3.000 millones de dólares al año para que sus familiares puedan “medio comer” todos los días.

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario