Senador gringo Tim Kaine promueve la presión internacional para combatir a Maduro

El senador estadounidense Tim Kaine aseguró este sábado en la ciudad colombiana de Cúcuta que la acción más importante para ayudar a Venezuela a salir de la crisis humanitaria que vive es la presión de la comunidad internacional al narcorégimen de Nicolás Maduro. “La cosa más importante es la presión de la comunidad internacional, tenemos 55 naciones que apoyan el gobierno de Juan Guaidó, pero necesitamos más”, dijo el parlamentario demócrata a periodistas en el puente Simón Bolívar, el principal paso fronterizo entre Colombia y Venezuela.

La frontera con Venezuela está cerrada desde el pasado 23 de febrero cuando Maduro rompió relaciones con Colombia y bloqueó los pasos fronterizos tras el frustrado intento del designado presidente interino de ese país, Juan Guaidó, de llevar ayuda humanitaria, iniciativa que acabó en un brote de violencia.

En su visita a ese paso limítrofe, que conecta a Cúcuta con San Antonio del Táchira, Kaine estuvo acompañado, entre otros, por los diputados venezolanos Gaby Arellano y José Manuel Olivares, así como por el embajador de Colombia en EEUU, Francisco Santos.

El congresista estadounidense explicó que es clave para aumentar la presión internacional sobre Maduro el incremento de las sanciones contra los líderes del régimen, así como perdonárselas a quienes decidan “cambiar su dirección, apoyar el gobierno de Guaidó y parar sus actividades contra los derechos humanos”.

En ese sentido, señaló que en el Congreso de su país no hay división sobre lo que se tiene que hacer para enfrentar la crisis venezolana. “Republicanos y demócratas estamos en un acuerdo bipartidista de que debemos apoyar al pueblo venezolano, y vamos a hacerlo”, aseveró.

Hasta el momento son centenares de toneladas de alimentos, kits de aseo y suplementos alimenticios los que han llegado a Colombia y están almacenadas en el puente fronterizo de Tienditas, que conecta a Cúcuta con la ciudad venezolana de Ureña pero nunca ha sido estrenado.

Según el embajador Santos, Kaine sólo vio “apenas la punta del iceberg de lo que están sufriendo los venezolanos a lo largo y ancho de Colombia y adentro de Venezuela”.

“De la mano de Estados Unidos, de la mano del Gobierno de Juan Guaidó hemos ido avanzando pero el dolor continúa, la tragedia humanitaria continúa y aumenta, y la tragedia humanitaria, que usted pudo ver (…) es algo que se replica por todo Colombia y el continente”, añadió Santos.

Por otra parte, Kaine también visitó el comedor de la Divina Providencia, a donde miles de venezolanos llegaban diariamente a almorzar antes de que fuera cerrada la frontera.

Daddy Lluka, con información de -Agencia EFE-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario