Nadal gana su 12avo. Roland Garros ante Dominic Thiem

Lo había dicho antes de empezar el torneo Mats Wilander, campeón en la tierra de Roland en las ediciones de 1982, 1985 y 1988, «La longevidad de Nadal en el circuito dependerá de lo que pase en París». Rafael Nadal, triunfador ante Dominic Thiem por 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1, en 3 horas y 1 minuto, no ganaba un ‘Grand Slam’ desde hacía un año, precisamente en la capital gala y ante el mismo contrincante.

Se le había escapado después por un punto la final de Wimbledon, se había visto obligado a retirarse por lesión de la penúltima ronda del US Open y perdió la pasada final de Australia.

Ganar significaba un golpe de confianza para buscar la proeza de igualar o superar los 20 grandes de Roger Federer y perder le alejaba definitivamente de ese prestigioso récord al mismo tiempo que podía acercar a él un rival directo para la gloria eterna como Novak Djokovic.

«Juega cada punto como si le fuera el partido en ello», declara Björn Borg, el sueco que levantó seis veces la Copa de los Mosqueteros entre 1974 y 1981. Sólo falló en 1976, cuando cedió ante el italiano Adriano Panatta.

«Nunca pensé que habría otro Borg y, de repente, apareció Nadal», reflexiona Rod Laver, la leyenda australiana que le entregó este domingo el trofeo a Rafael Nadal, en el 50 aniversario de su segundo título.

Nadal tuvo un reconocimiento especial con la Casa Real, que siempre lo ha apoyado en sus torneos en París: «A Su Majestad Don Juan Carlos y a Doña Elena, muchas gracias por el apoyo».

Cyndi NERO

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario