Vente Venezuela exige a Bachelet menos pronunciamientos y más acciones

El Comité de Derechos Humanos de Vente Venezuela envió una carta a la Alta Comisionada de los DDHH de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, para ratificarle que los venezolanos esperan de ella “menos pronunciamientos y más acciones” para lograr el “cese de la usurpación” y recuperar el Estado de Derecho.

A continuación parte de la carta:

Por medio de la presente, el Comité de Derechos Humanos de Vente Venezuela, se dirige a Usted en ocasión del asesinato del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo; quien falleciera a causa las torturas recibidas por parte de funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, luego de que fuera detenido el pasado 21 de junio y permaneciera como desaparecido durante 7 días en las instalaciones de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM), hasta que fuera presentado en Tribunal Militar, fuera del lapso estipulado, el viernes 28 de junio.

Las cárceles de Venezuela, sus comandancias policiales y sus cuerpos de “seguridad” se han convertido en sinónimo de muerte para los venezolanos. Los privados de libertad sufren por condiciones de insalubridad, desnutrición, enfermedades que nunca son atendidas, hacinamiento, retardo procesal, violencia carcelaria y tratos crueles, mientras que la disidencia se enfrenta a una política de Estado en su contra basada en persecución, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, tortura y asesinatos.

La dictadura convirtió al Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo en su más reciente víctima con la ejecución de un nuevo caso de violaciones de derechos humanos; razón por la cual respetuosamente le solicitamos no se limite a incluir este caso en su informe sino que además instruya a los funcionarios de su oficina permanente en Venezuela para que con carácter de urgencia formen parte activa en la investigación de este hecho y exhorte a la implementación de los Protocolos de Estambul y Minnesota para una investigación eficaz e independiente sobre este nuevo crimen de lesa humanidad, a fin de identificar no solo a los perpetradores directos de la tortura sino a toda la cadena de mando y establecer las responsabilidades correspondientes, evitando que una vez más manipulen los hechos y gocen de la impunidad que los caracteriza.

Dicha investigación no puede estar a cargo de quienes, con la usurpación, mantienen el control de las instituciones públicas y el sistema de justicia; mucho menos cuando el caso parte de una detención arbitraria enmarcada en una supuesta investigación de una nueva ficción conspirativa detallada por Diosdado Cabello en su programa televisado el día 26 de junio, en el que no sólo señaló y acusó a Acosta Arévalo sino que además admitió tenerlo “a buen resguardo”, a pesar de que ni sus familiares ni abogados tuvieran información oficial de su lugar de reclusión. Es por lo anterior que insistimos en la exigencia de que la investigación sea conducida por expertos independientes de acuerdo a los estándares internacionales, de manera exhaustiva e imparcial.

Agradecidos de antemano por su atención, en espera de su pronto y favorable accionar en pro de evitar más muertes por violaciones de derechos humanos en Venezuela.

Cyndi NERO, con información de -noticierodigital-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario