Al «negro» no le gana nadie, y tiene su 6to. título prácticamente en el bolsillo

Lewis Hamilton logró su séptima victoria en el Gran Premio de Hungría, y su octava de la temporada, en una carrera que se definió en los últimos tres giros de la competencia. Su victoria significa la número 81 en la Fórmula 1 y ahora está a 10 triunfos de igualar la marca de Michael Schumacher, máximo exponente en ese departamento. Hamilton sentenció el triunfo en las últimas tres vueltas cuando adelantó al Red Bull de Max Verstappen, segundo de la carrera. El podio fue completado por el alemán Sebastian Vettel, Ferrari.

Durante el arranque Valtteri Bottas se convirtió en el mayor afectado. El finlandés de Mercedes tuvo un ligero contacto con Lewis Hamilton y dañó su alerón delantero, una situación que lo obligó a ingresar a pits en la sexta vuelta para descender hasta el último puesto de la competencia.

Hamilton avanzó al segundo, por detrás de Verstappen. Charles Leclerc y Sebastian Vettel tomaron el tercero y cuarto respectivamente, con un Carlos Sainz que adelantó hasta la quinta posición, mientras que Sergio Pérez saltó al 12°.

Checo rompió a los pits en la vuelta 19, descendiendo a la parte baja del clasificador, pero esperando ingresar a la zona de puntos con el ingreso a boxes de sus rivales. La estrategia le valió para tomar el décimo sitio momentáneo, sin embargo, el Racing Point demostró una vez más sus debilidades y Alex Albon, Toro Rosso, lo superó en la parte final para arrebatarle el último punto a disposición.

Los líderes se mantuvieron en su carrera y Verstappen montó neumáticos duros en su primera detención en boxes en la vuelta 26 cayendo momentáneamente al segundo sitio, por detrás de Hamilton.

El holandés de inmediato metió vueltas rápidas para recuperar la posición en cuanto el británico hiciera lo propio. Cinco giros después el inglés fue a pits y un retraso en la colocación de uno de sus neumáticos le costó seis valiosos segundos contra el integrante de Red Bull Racing.

Pero Hamilton no es un hombre que se rinda fácilmente y de inmediato colocó vueltas rápidas que lo pusieron en zona de DRS contra Verstappen para el primer enfrentamiento por la victoria. El inglés tuvo una salida de pista mientras peleaba por la posición, una situación que Mercedes aprovechó para cambiar la jugada.

Hamilton fue llamado de nuevo a pits en el giro 52 y el equipo alemán le colocó neumáticos medios, y aunque perdió 20 segundos en su persecución contra Verstappen, en la casa alemana calcularon que el holandés no tendría con que defenderse en los últimos giros.

La apuesta del equipo de Toto Wolff funcionó y en los últimos 10 giros Red Bull perdió ritmo. Verstappen cuestionó al equipo la decisión de no realizar una segunda detención. La estocada llegó a tres giros del final cuando el actual campeón del mundo no encontró complicaciones para adelantar a su rival y quitarle la primera posición.

La casa austriaca llamó de inmediato a Verstappen para una segunda detención, y aunque el triunfo ya estaba perdido, la idea era defender el segundo sitio ante el fuerte avance de Sebastian Vettel quien adelantó en la parte final a su compañero Charles Leclerc para tomar el último escaño del podio.

Nota aparte mereció el avance de Bottas, quien tras haber descendido al 20° puesto remontó al octavo escaño.

Daddy LLUKA, con información de -motorsport.com-

Lewis Hamilton lo vuelve a hacer.
Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario