Rodríguez: Si la India decide no comprar crudo venezolano será catastrófico para el país

Con la diversificación de las exportaciones petroleras por parte del chavismo en los últimos años, la India se ha convertido en uno de sus principales compradores. Sin embargo, esta estrategia podría acabarse si este país decide dejar de comprar crudo a Venezuela debido a la ampliación de las sanciones por parte del gobierno de Estados Unidos hacia el narcorégimen de Nicolás Maduro.

El economista y director de la consultora Torino Economics, Francisco Rodríguez, sostiene que tanto el sector privado como el gobierno se verá impactado por la ampliación de las sanciones tras la reciente orden ejecutiva firmada por el presidente norteamericano Donald Trump. Sin embargo, resaltó que actualmente una buena parte de las exportaciones petroleras de Venezuela se dirigen a la India, por lo que sí este país decide no comprar más crudo, la economía venezolana podría caer mucho más de lo estimado hasta ahora, incluso hasta en un 50%. «Sería catastrófico para el país».

Sobre la orden ejecutiva, explicó que la medida no se trata de un bloqueo económico total hacia Venezuela, pero si «se acerca mucho a un embargo petrolero». No obstante, recuerda que este tipo de sanción a las operaciones con crudo venezolano y al bloqueo de activos, especialmente de recursos de instituciones del gobierno ya datan desde el pasado mes de enero, solo que ahora el sancionado es la República.

«Mi primera lectura desde el punto de vista formal y legal, es que esta orden ejecutiva no cambia nada, porque lo que establece es que le quita al gobierno de Maduro el control sobre los activos y las cuentas en el exterior, pero ese control ya lo había perdido desde el momento en que EEUU reconoció a (Juan) Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Desde ese momento le traspasa a Guaidó el manejo de las cuentas del BCV, de la República, de Pdvsa y sus filiales. Con esto quiero decir, que con le que bloqueen sus cuentas en EEUU cuando ya las tenía acceso a ellas desde enero no hace mucha diferencia», dijo.

-¿Cuánto es el monto de los recursos que podría tener el gobierno en cuentas en EEUU?

-Aproximadamente hay unos 2.000 millones de dólares en esas cuentas, aunque es muy difícil estimarlo.

-¿Cuáles son los elementos nuevos de esta orden ejecutiva de Trump? Has mencionado posibles sanciones secundarias.

-El gobierno de Venezuela no estaba sancionado, le habían sancionado sus instituciones y varios funcionarios, pero la República no estaba sancionada. Sin embargo, cuando se sanciona a la República se está colocando a Venezuela en una lista reducida de países cuyos gobiernos están sancionados y esto hace que los bancos norteamericanos cada vez que vean una transacción de una empresa venezolana se pregunten si esa transacción es una operación camuflada del narcorégimen de Maduro.

En este caso, el banco tiene una enorme responsabilidad de indagar suficientemente sobre las compañías y esto es una inspección que es muy costosa para el banco. Entonces, la opción que toma la mayoría de los bancos es simplemente no procesar operaciones de empresas venezolanas. Esto se llama el fenómeno del sobrecumplimiento y el intento de cumplirlas por parte de las actividades financieras norteamericanas lleva a que penalicen al sector privado, aunque legalmente esas sanciones no penalicen a las empresas privadas, pero si las afecta en la práctica.

Las sanciones secundarias es el cambio en el discurso de Estados Unidos. John Bolton dio unas declaraciones en las que advertía muy directamente a empresas de terceros países, que de hacer negocios con el gobierno de Venezuela serán sancionadas.

-¿Esas advertencias podrían estar siendo consideradas por países aliados a la administración de Maduro? 

-La aplicación de sanciones es totalmente discrecional por parte del gobierno de EEUU, con la sola sospecha de que alguien negocia con la República venezolana será sancionado. Si EEUU decide aplicar sanciones secundarias a cualquier empresa no habrá nadie en el mundo, tal vez con la excepción de compañías basadas en China y Rusia, que se va arriesgar a hacer negocios con Venezuela.

Hay algo que acotar. Venezuela exportó a la India en junio pasado unos 500 millones de dólares, esto significa que las ventas hacia esa nación representarían $6.000 millones al año, aproximadamente, lo que podría representar entre 40% y 50% del total de las exportaciones venezolanas en 2019. Si Estados Unidos logra presionar a la India para que deje de comprarle petróleo, eso tendrá un efecto muy fuerte y puede llevar a una caída adicional y brutal de las exportaciones venezolanas y en consecuencia una baja en la capacidad de compra de bienes y servicios por parte de la economía de Venezuela.

¿Cuáles serían las consecuencias para el país?

-Es difícil en estos momentos hacer un estimado de cuánto podría ser la caída de la economía. El efecto principal de la orden ejecutiva son las sanciones secundarias. Si Venezuela no le puede exportar a la India entonces el impacto sería catastrófico y la tasa de caída del PIB (Producto Interno Bruto) que ya lo teníamos proyectado en 35%, podría llegar entonces a alrededor de 50%.

-¿Pdvsa o la administración de Maduro podrían seguir optando por mecanismos alternos para los envíos de petróleo, como una forma de sortear las sanciones?

-Creo que será bastante difícil en el mundo de las sanciones. Primero, eso no va a ocurrir sin que EEUU se de cuenta; no pueden enviar miles de barriles diarios de petróleo a la India sin que nadie lo detecte. Existen estadísticas de cuánto petróleo se está procesando, cuál es la mezcla, cuánto son las ventas. Estados Unidos se va a dar cuenta de lo que esté ingresando a las refinerías de la India.

-¿La reciente orden ejecutiva de Trump puede ser considerado un bloqueo?

-Esto no es un bloqueo pero es bastante cercano a un embargo. Un bloqueo es que impidan a la fuerza que los bienes ingresen al país, un embargo es una prohibición de comercio con un país. La prohibición que existe en Venezuela y que existe desde enero de este año es una prohibición al comercio petrolero, para ser más preciso, es una sanción al comercio con Petróleos de Venezuela. Como todo el negocio petrolero es mayoritariamente manejado por Pdvsa, entonces una sanción a esta empresa es igual a un embargo petrolero. Para una economía en la cual 95%  sus ingresos por exportaciones es petróleo, entonces, es prácticamente lo mismo, es un 95% embargo.

-¿Y cómo quedan las empresas mixtas del sector petrolero? 

-Esas empresas mixtas también está embargadas por Estados Unidos; empresas como ENI y Total, a excepción de Chevron que tiene una licencia, no pueden exportar hacia territorio norteamericano.

-¿Estas sanciones harán que se incremente el riesgo de que los bonos de deuda externa caigan en manos de los llamados fondos buitres?  

-Ya ha comenzado ha ocurrir y mientras más se prolongue esta situación, más va a ocurrir. Los bonos pueden ser vendidos no solo a fondos buitres sino también ha cualquier fondo de inversión fuera de Estados Unidos porque es lo que permite hacer las sanciones, no se pueden transar dentro de EEUU.

Ahora que ocurre y si es un tema complicado, es que la sanción prohíbe actuar sobre la garantía de los bonos Pdvsa 2020 (Citgo), sin embargo, no quita la garantía ni la propiedad sobre esas acciones de la empresa Citgo. Simplemente establece que no la puedes tocar. Sigue siendo la garantía de los tenedores de bonos y no se puede tocar mientras estén vigentes las sanciones.

-Al parecer no se cancelará a los tenedores del Pdvsa 2020 la amortización que vence en octubre próximo. 

-Si no se paga, lo que va a ocurrir es que este bono que se cotizaba en 80 centavos de dólar, con las sanciones entonces el precio caerá mucho más y cuando caigan a 20 centavos de dólar allí es cando los fondos buitres lo van a comprar. Cuando las sanciones se levanten, ese fondo estará ahí y va a tener la propiedad de las acciones de Citgo. Lo que se está es dilatando o retrasando que los tenedores de bonos exijan la garantía. No se salvó Citgo, la medida hace que se retrase la ejecución de una demanda. El acreedor vuelve a tener derecho sobre la garantía.

-¿Es conveniente pagar ese bono en octubre?

No. Lo que creo es que la vía más adecuada es renegociar la deuda con los acreedores, con los dueños del Pdvsa 2020. Hay una licencia que autoriza a los acreedores a entrar en cualquier tipo de negociación con el gobierno de Guaidó, esto quiere decir que ya se puede negociar el refinanciamiento de esa deuda.

-Hay interpretaciones sobre el tema de que EEUU otorgó una protección de activos al gobierno de Guaidó.

-No dieron una orden de protección de activos, otorgaron una orden ejecutiva de sanción al gobierno de Venezuela con una licencia en la que no permite que los tenedores del Pdvsa 2020 accedan al colateral durante la vigencia de estas sanciones.

Cyndi NERO, con información de -talcualdigital-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario