Aristimuño: Desplome del dólar paralelo se debe al cese de la presión de la demanda

El mercado paralelo de divisas completa su segundo día seguido en baja y alcanza precios que se ubican entre 21.000 y 22.000 bolívares por dólar, efectivamente por debajo del valor de apertura de las mesas cambiarias de la banca, como resultado de una baja importante de la demanda de divisas.

El director general de la consultora económico-financiera Aristimuño Herrera & Asociados, César Aristimuño, le restó dramatismo a la situación, pues, en su opinión, lo que está ocurriendo es que el mercado ya asimiló la inyección puntual de liquidez que se hizo al gobierno como pagos a proveedores de Pdvsa y de otros sectores como alimentos. «Ya se terminó la presión coyuntural de demanda».

Esta firma estima que el monto de estas pasivos ascendió a 1,1 billón de bolívares, aproximadamente 58,6 millones de dólares a tasa oficial que, en un mercado de volúmenes tan escasos, genera un impacto alcista importante, pero claramente coyuntural.

Además, Aristimuño observa, como elemento adicional, un incremento de la demanda de bolívares, porque las empresas que operan en el país necesitan flujo de caja en moneda local, que no pueden obtener a través del crédito bancario, por lo que deben salir puntualmente de posiciones en divisas.

Las condiciones estructurales se mantienen y es previsible que el dólar paralelo retome su tendencia alcista si, como todo parece indicarlo,el narcorégimen de Nicolás Maduro recurre a una mayor emisión de dinero inorgánico para financiar gasto público, debido a las difíciles condiciones financieras en las que se encuentra.

«Esto es normal, no hay nada de extraordinario. Por las actuales condiciones de iliquidez del mercado, vamos a ver brincos y caídas en la medida en que el gobierno inyecte puntualmente liquidez, y las empresas busquen reponer de alguna forma sus flujos de caja en bolívares», precisa

Cyndi NERO, con información de -banca&negocios-

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario