Sudeban presiona para adelantar el proceso de montar el Suiche Nacional, pero la cosa no funciona

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) buscar adelantar el proceso de puesta en marcha de medios alternativos de pago ante la posibilidad de que los proveedores extranjeros decidan abandonar el país para no ser sancionados por el gobierno de Estados Unidos que ha prohibido cualquier actividad comercial con el narcorégimen de Nicolás Maduro.

En este sentido, el organismo regulador coordina el proyecto «Naiguatá», cuya dirección técnica lleva el Consorcio Credicard, para montar un Suiche Nacional, que permita la conciliación de pagos por una ruta local sin intervención foránea.

Así las cosas, la Sudeban recibió un cronograma de actividades general y uno detallado que será discutido con la Asociación Bancaria de Venezuela, la banca pública y las operadoras de tarjetas. De igual manera, se destacó la participación de la Cantv en estas mesas de trabajo, con la finalidad de tratar temas técnicos relacionados con los enlaces.

Sin duda, la capacidad de las telecomunicaciones locales es una de las mayores incertidumbres para que funcione un sistema de pagos nacional que, además de las tarjetas, tenga sistemas de Biopago y C2P o Comercio a Persona, como opciones masivas para empresas y consumidores.

En este sentido, en cuanto al sistema Biopago, los técnicos presentes en las mesas de trabajo, señalaron que próximamente iniciarán las pruebas en ambiente de calidad para posteriormente definir las fechas en las que cada institución bancaria entraría en producción.

Se indicó que el medio de pago electrónico C2P (Comercio a Persona), se encuentra en fase de desarrollo de aplicaciones por parte de las instituciones bancarias, mientras que las procesadoras de pago ya están listas para las pruebas con las aplicaciones que se realicen.

La eventual salida de las franquicias Mastercard, Visa y American Express por la escalada de las tensiones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la administración de Donald Trump era un hecho anticipado por las autoridades regulatorias y, de hecho, en mayo pasado el BCV y la Sudeban emitieron la resolución conjunta SIB-DSB-04714 en la cual se ordena la creación de un sistema local que permitiera procesar 100% de los pagos con tarjetas de débito a partir del próximo 30 de noviembre, y con tarjetas de crédito desde el 30 de enero de 2020.

Si todavía el proceso se encuentra en fase en de debatir los cronogramas, es evidente que los plazos trazados en mayo no se podrían cumplir. Igualmente, la resolución dio un plazo inicial de 60 días -se entiende que hasta julio- para que los bancos contaran con un sistema de Biopago, pero ahora la situación es que aún ni siquiera se han iniciado las pruebas.

Una vez que se emitió esta resolución, tanto la Sudeban como el BCV señalaron que ese sistema de procesamiento de pagos alternos se planificó para coexistir con los de Visa y Mastercard. Lo que sí está claro, es que una cosa es lo que Sudeban quiere y otra muy distinta la capacidad que tienen los venezolanos hoy en día, para concretar los proyectos planificados.

Daddy LLUKA, con información de -banca&negocios-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario