Antonio Rivas: «En Venezuela“ hay un régimen que se burla abiertamente de los derechos humanos y de la democracia“.

El canciller de Paraguay, Antonio Rivas, pidió este viernes ante la Asamblea General de la ONU “unir fuerzas en pro de la restauración democrática en Venezuela” para atender a una situación que no solo afecta a ese país sino que se ha convertido también en una “crisis regional”. Rivas recordó en su discurso “las posiciones adoptadas por Paraguay” ante “la tragedia que vive la hermana República de Venezuela”, después de que el pasado enero el presidente del país, Mario Abdo Benítez, anunciara la ruptura de relaciones diplomáticas con el narcorégimen de Nicolás Maduro y su banda de mafiosos.

Paraguay acusó al actual Ejecutivo venezolano de ser “un régimen que se burla abiertamente de los derechos humanos y de la democracia“.

“Todo aquel que expulsa a sus connacionales a través del hambre, la miseria o la opresión, propaga el sufrimiento y el malestar, se transforma en verdugo de los pobres, enfermos y hambrientos, niega derechos y arranca toda oportunidad de un mañana mejor”, expresó el canciller durante su intervención ante la Asamblea General.

Rivas aludió a la crisis migratoria venezolana, que supera la barrera de los 4 millones de venezolanos, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), y urgió al resto de los países a dar “una respuesta global”.

Paraguay también reiteró su compromiso con la no proliferación de armas y el desarme, así como su oposición a la guerra, y defendió “el diálogo y la diplomacia” como vías para solucionar conflictos de manera pacífica.

Rivas aprovechó la ocasión para manifestar el interés del país suramericano en participar en Operaciones de Mantenimiento de Paz, acciones en las que Paraguay confía en volver a asistir con bandera propia. Asimismo, Paraguay abogó por “la reforma del Consejo de Seguridad” para transformarlo en “un órgano más inclusivo, transparente y apto”.

En medio de una Asamblea marcada por la emergencia climática, Paraguay expuso en esta ocasión la alarma que vive el país a causa de los incendios que comenzaron a mediados de agosto y que han arrasado buena parte del Gran Chaco Americano, que se expande también por territorio paraguayo.

El canciller agradeció el respaldo de los países que “ofrecieron su ayuda en momentos tan difíciles“, ya que Paraguay cuenta con aviones chilenos, argentinos y brasileños para las tareas de extinción.

“Atravesamos tiempos difíciles para los seres humanos y el planeta. Los efectos adversos del cambio climático repercuten a lo largo y ancho del mundo“, dijo el canciller, quien advirtió de que si no se cambia de rumbo se llegará “a un punto de no retorno”, del que ni los países más avanzados podrán escapar.

Su propuesta a esta problemática fue “un trabajo colectivo” de todos los estados, que responda a los desafíos que enfrenta cada uno. Rivas insistió en su discurso en la importancia de una acción conjunta, desde la condena al régimen de Maduro, pasando por el combate a la crisis climática o las cuestiones económicas.

En este punto, el canciller defendió el multilateralismo y la integración regional como formas de contribuir al desarrollo y el progreso, sobre todo para países como Paraguay, que no cuentan con salida al mar.

En concreto, se detuvo en el acuerdo entre el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) con la Unión Europea (UE), alcanzado a finales de junio, después de 20 años, y en el que el bloque suramericano cerró con Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), a finales de agosto.

“Desde estas plataformas, busca contribuir a la paz y la prosperidad interna e internacional, con un enfoque proactivo, participativo y dinámico”, detalló.

Del mismo modo, Rivas recordó la adopción de la Agenda 2030 por parte de Paraguay, “como una vía rápida” para erradicar la pobreza, el hambre, la discriminación o las desigualdades. También tuvo palabras para las 19 lenguas indígenas que sobreviven en Paraguay, a las que se refirió como “tesoros” de la cultura paraguaya y rasgo de su identidad, en el Año Internacional de la Lenguas Indígenas.

Daddy LLUKA, con información de -Agencia EFE-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario