EEUU sancionaría a España: tan responsables como Rusia de apoyar a Maduro

El Gobierno de Estados Unidos analiza sancionar a España por la ayuda que ha mantenido el socialista Pedro Sánchez con Nicolás Maduro, impulsándolo a eludir las medidas económicas internacionales tal y como lo han hecho Rusia, China, Turquía o Irán. De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, el Departamento del Tesoro estudia sanciones económicas para el país europeo, que si se concretan serían un duro golpe para la economía española.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha adquirido una posición ambigua en relación con Venezuela; por un lado presta ayuda económica a la tiranía de Maduro, permite que en su territorio vivan exfuncionarios cómplices del robo a la nación, ha impedido que la Unión Europea tome medidas más contundentes contra Maduro y condena las sanciones estadounidenses; pero por el otro lado otorga protección a líderes opositores como Leopoldo López y ofrece medidas migratorias para quienes huyen de la dictadura.

Desde España por ejemplo, en las últimas semanas solo se han visto acciones a favor del Nicolás Maduro: la Justicia dio libertad condicional al narcotraficante y exjefe de inteligencia chavista Hugo Carvajal, y además ha permitido que en su territorio vivan cientos de venezolanos ligados a la dictadura y que se han enriquecido a costa del dinero de los venezolanos.

Las fuentes de Bloomberg, que son anónimas, mantienen que de aplicarse unas sanciones, no sería al menos hasta después de las elecciones españolas del próximo 10 de noviembre, y se trataría de la primera vez en que EE.UU. aplica sanciones sobre un socio de la OTAN.

Pero las sanciones que emitiría Estados Unidos, se basan en la posible ayuda que el Banco de España está otorgando a Maduro permitiéndole al Banco Central de Venezuela que efectúe transferencias de fondos, con lo cual de alguna manera estaría eludiendo las sanciones internacionales.

Aunque por un lado Bloomberg asegura que EE.UU. estaría analizando dichas sanciones, el ABC de España señaló que una fuente del Departamento de Estado lo ve muy poco probable porque el Gobierno de Pedro Sánchez reconoce a Juan Guaidó como presidente (e) de Venezuela.

Ya en setiembre la misma agencia de noticias había informado que el régimen está moviendo dinero a través del Banco de España facilitándole transacciones millonarias al chavismo y contrariando las sanciones de Estados Unidos.

Y es que a pesar de las violaciones a derechos humanos, del robo y la corrupción por parte del chavismo, y de que Maduro ostenta ilegítimamente el poder, España prefiere defender sus intereses económicos antes que actuar para que Venezuela salga de la dictadura.

Repsol, por ejemplo, dejó de enviar gasolina a Venezuela en marzo, pero aún suministra diésel con bajo contenido de azufre a cambio de crudo.

La Unión Europea también es cómplice

Así como lo ha hecho España, la Unión Europea también ha decidido blindar y mantener sus relaciones con la dictadura cubana, principal responsable de lo que sucede en Venezuela.

Estados Unidos ha pedido a la Unión Europea que incremente la presión y sanciones contra las dictaduras de Maduro y de la isla; sin embargo el organismo internacional ha decidido hacer todo lo contrario.

«En los tiempos inciertos que vivimos, valoramos mucho que nuestros socios, como es el caso de Cuba, compartan nuestros compromisos con el multilateralismo y con un sistema internacional basado en normas», dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Desde 2008, la UE «ha comprometido 200 millones de euros para apoyar el desarrollo de Cuba» en agricultura sostenible, seguridad alimentaria, medio ambiente y cambio climático, «así como para acompañar la modernización del país», sostuvo. «Cuba es un socio clave para nosotros», añadió, «porque puede servir como puente entre América Latina y los países del Caribe».

La jefa de diplomacia europea obvia en sus declaraciones que el régimen cubano se ha mantenido durante años en Venezuela, respaldando la violación a derechos humanos, la corrupción, el lavado de dinero, la compra y venta de armas y hasta el narcotráfico en la región. Cuba, es uno de los países que sostiene con funcionarios militares y de inteligencia a la dictadura de Maduro.

La Unión Europea, aunque validó el informe de Michelle Bachelet sobre la violación a derechos humanos en Venezuela, se ha negado a ampliar sanciones contra el régimen; mientras Maduro aumenta el número de presos políticos, profundiza la crisis humanitaria y se afianza en el poder.

La UE se niega a una intervención militar en Venezuela; quiere evitar a toda costa el uso de la fuerza para derrocar a Maduro, y paradójicamente, decide no emitir más sanciones y abogar por diálogos que han fracasado durante los últimos años.

No congelan activos contra los corruptos del chavismo, no restringen movimientos migratorios de altos funcionarios de Maduro y no sancionan a los culpables del desfalco en Venezuela.

Hay que recordar que cuando Trump asomó la posibilidad de que exista un «embargo completo» contra Cuba por apoyar y sostener a Maduro, la UE amenazó con represalias porque podría ser un gran golpe para el sector hotelero de la isla cubana, que tiene una muy importante presencia española.

Daddy LLUKA, con información de -panampost.com/sabrina-martin-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario