España y Rusia se alían con Maduro Moros para vender falso diálogo y elecciones

Con la ayuda de Rusia y de España, el narcorégimen de Nicolás Maduro planifica montar unas elecciones parlamentarias para tratar de acabar con el presidente interino Juan Guaidó y al mismo tiempo protagonizar un supuesto diálogo con una «oposición» a su medida. En los últimos días, la tiranía en Venezuela recibió al expresidente español José Luis Rondríguez Zapatero, quien se ha convertido en un cómplice de Maduro y busca apropiarse del papel de «medidador» en el país suramericano.

También el régimen recibió al canciller ruso Serguéi Lavrov, a quien invitó a participar en una falsa mesa de diálogo, un espacio que reúne a representantes de la dictadura con representantes de partidos minoritarios que se hacen llamar opositores, pero que no tienen ningún tipo de respaldo popular y a los que los venezolanos reconcen como parapetos del chavismo. Desde allí ya se habla de unas «elecciones».

La llegada de Zapatero y de Lavrov a Venezuela no es casual, de hecho ambos participan en el supuesto diálogo y venden la idea de comicios sin garantías; por lo que todo indica que España y Rusia decidieron aferrarse a Maduro hasta el final.

Aunque el Gobierno de Pedro Sánchez asegura que el viaje de Zapatero es como ciudadano particular, dicha información fue desmentida pues el expresidente habría ingresado al país con pasaporte diplomático y fue recibido por personal de la embajada española en Venezuela. Este domingo 9 de febrero el expresidente español aseguró que Venezuela está próxima a un «diálogo con acuerdo y salida electoral» y advirtió que la comunidad internacional «condena» a ese país porque «está mal informada».

Desde 2015, cuando ejerció como observador electoral, Zapatero ha estado vinculado a Venezuela hasta el punto de ejercer como mediador entre Maduro y la oposición, en un proceso donde evidenció ser un simpatizante del oficialismo. Tanto la reciente llegada de Zapatero a Venezuela, como el viaje de Delcy Rodríguez a España donde violó las sanciones de la Unión Europea, revelan a la comunidad internacional cuán comprometido está el Gobierno de Pedro Sánchez con el chavismo.

Lo mismo sucede con Rusia; un país que ha mostrado su incondicionalidad al régimen y que con la llegada del Ministro de Relaciones Exteriores a Venezuela profundiza sus lazos. Lavrov se sentó en la supuesta Mesa de Diálogo creada por Maduro y una falsa oposición, y desde allí le pidieron a ese país hacer acompañamiento electoral en unos próximos comicios; un hecho que podría calificarse de risible debido a que en Rusia no existen garantías democráticas ni electorales.

Eugenio Martínez, periodista y especialista en eventos electorales informó a través de su cuenta en Twitter que «Rusia es uno de los países con peor calificación de integridad electoral en el mundo, es uno de los países que menos respeta los estándares del ciclo electoral».

Martínez recordó que el reporte de Integridad Electoral sobre Rusia señala que «las medidas proactivas del Kremlin para evitar la existencia de una oposición consolidada genuina, la ausencia de prensa libre y las fuerzas de seguridad leales sirvieron para preservar el Gobierno de Putin». Sus comicios «se caracterizan por la intimidación generalizada de los votantes, el encarcelamiento de opositores políticos y la represión estatal del periodismo independiente».

Putin, así como Maduro, se presentó a unas elecciones con una oposición completamente anulada luego de que inhabilitara a sus potenciales contrincantes. Asimismo existen denuncias que afirman la manipulación de las cifras de participación para tratar de legitimar las elecciones presidenciales.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) denunciaron la falta de competencia real durante las presidenciales rusas: «Una elección sin competencia real, como hemos visto aquí, no es una elección real», publicó el organismo. La ONG Golos, especialista en vigilar comicios, presentó en su página web un mapa de «fraudes», el cual registró más de 2.033 irregularidades; entre ellas el rellenado de urnas, votos múltiples y obstáculos a los observadores electorales.

Falsa oposición y falsas elecciones

Para vender nuevos comicios legislativos, la tiranía ha emprendido una serie de maniobras con las que pretende cometer un nuevo fraude en el país. Mientras Maduro ajusta los partidos de oposición a su conveniencia e impulsa la toma ilegítima de la Asamblea Nacional de Venezuela, invitó al mundo entero a creer en dichas elecciones.

“Invito al mundo entero a las elecciones. Con este poder electoral, la oposición triunfó en las elecciones legislativas de 2015. Pero si quieren más garantías, estoy de acuerdo”, aseguró Maduro, quien ha puntualizado que el único actor que no será invitado es la Organización de Estados Americanos (OEA), a cuyo secretario general, Luis Almagro, calificó de «basura».

Pero el periodista especializado en comicios, Eugenio Martínez, se dedicó a desmentir a Maduro al recordar que todos los partidos que integraban a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) durante las elecciones parlamentarias de 2015, están ilegalizados por el régimen. Señaló que la tiranía busca crear un «ecosistema de partidos» a su conveniencia.

Daddy LLUKA, con información de -panampost.com/sabrina-martin-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario