La mafia narcochavista se queda sin compradores, la India tampoco quiere comprar petróleo

La estatal petrolera venezolana se queda sin compradores, que temen a las sanciones. Las sanciones impuestas por la OFAC a PDVSA siguen haciendo daño a las finanzas del asesino narcorégimen de Maduro. Ahora, la empresa Reliance Industries Ltd, administradora de la refinería más grande del mundo en Jamnagar (India), no tiene planes de volver a comprar petróleo proveniente de Venezuela.

La información la dieron a Bloomberg, funcionarios de esa empresa que pidieron ser no identificados porque se trata de información  que no es pública. La pérdida que esa decisión tiene sobre los ingresos de PDVSA es sustancial porque, tan solo el año pasado, una cuarta parte del petróleo exportado por Venezuela tuvo como destino esa refinería de la India.

 

La mayor refinería privada del mundo ya no comprará más petróleo venezolano.

Este es el último comprador que evita el petróleo producido por el narcorégimen de Nicolás Maduro después de que las refinerías estadounidenses, la Corporación Nacional de Petróleo de China y Rosneft Trading SA cortaran los suministros en medio de las sanciones al sector petrolero de Venezuela.

La última vez que Reliance recibió una carga petrolera venezolana fue en mayo. Este año, Reliance compró 117,650 barriles por día de crudo venezolano, un 46% menos en comparación con el año pasado, ya que la producción de petróleo del país se desplomó.

Desde junio, Venezuela ha estado enviando crudo a China, Cuba, España e Italia. Las cargas a Europa se están utilizando para saldar viejas deudas y no generan el muy necesario efectivo para el régimen.

Nayara Energy Ltd, respaldada por Rosneft Oil Co PJSC, la segunda refinería privada más grande de India, tampoco ha cargado crudo venezolano desde marzo. Exportaciones provenientes de Canadá, Kuwait y Ecuador fueron usadas para para llenar el vacío

Reliance por su parte, hace un festín con el petróleo de Estados Unidos, Colombia y Ecuador, según muestran los datos. El año pasado, la refinería, con sede en Mumbai, reanudó las importaciones de petróleo de Venezuela para el pago en diesel, acciones de intercambio que cumple con las sanciones.

Con las reservas de petróleo más grandes del mundo, Venezuela ha estado luchando para vender cargas después de las últimas rondas de sanciones dirigidas a las compañías marítimas que transportan su petróleo y a los comerciantes mexicanos Libre Abordo SA de CV y ​​Schlager Business Group, los principales compradores de petróleo producido por Caracas.

Las exportaciones cayeron a niveles no vistos en los últimos 73 años en mayo y se espera que caigan aún más en junio.

Daddy LLUKA, con información de -Bloomberg-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario