Maduro ordena ola de expropiaciones de estaciones de gasolina

Las expropiaciones han sido una práctica característica del chavismo durante los 22 años que tiene en el poder, empresas, tierras, medios de comunicación y ahora estaciones de combustible. La estatal petrolera venezolana PDVSA ha iniciado una ola de expropiaciones de estaciones de servicio privadas en Venezuela, en medio de una mega crisis por falta de combustible derivada de la quiebra de las refinadoras de petróleo del país.

Hasta el momento se conoce de 4 estaciones expendedoras de combustible privadas en Caracas que han sido informadas de esta medida. A través de un documento se ordena al expedidor de combustible que desaloje el establecimiento, que se trata de una decisión unilateral y que la estatal petrolera no se responsabilizará por daños o perjuicios de ningún tipo.

Los dueños sólo tienen 72 horas para desalojar las instalaciones que incluyen los tanques surtidores y las oficinas administrativas de estas estaciones ubicadas mayormente al este de Caracas.

Las estaciones de servicio La Estancia y El Cafetal también fueron informadas de su expropiación.

A través de un vídeo difundido en redes sociales se observa a José González el propietario de la estación de servicio Parque Cristal, junto a un grupo de personas moviendo equipos y mobiliarios a un camión para comenzar a deslojar lo que por años fue su empresa.

“Nos acaban de dar 72 horas para salirnos de una estación donde he estado trabajando 35 años. Mi familia se crió aquí, hemos trabajado como locos, como todos los gasolineros de Venezuela”, denunció González.

Este expendio de combustible es una de los designados por el asesino narcorégimen de Nicolás Maduro para vender gasolina a precios internacionales, desde que inició el nuevo esquema de distribución de gasolina el pasado 1 de junio.

De acuerdo con un documento de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con fecha del 28 de mayo, la estatal petrolera rescindiría el contrato de forma unilateral sin hacerse responsable por daños y perjuicios bajo el pretexto de garantizar el expendio de combustibles, al ser un “servicio público de primera necesidad”.

En la imagen, la carta que recibió José González y también la notificación enviada a la estacion de servicio Riolago, a nombre de Carolina Carrasco.

“Se le notifica al ciudadano José González que tiene un plazo de setenta y dos (72) horas para entregar el expendio, contados a partir de la notificación, por lo que Pdvsa Petróleo podrá rescindir el contrato en forma unilateral y en cualquier momento sin hacerse responsable por daños y perjuicios ni por ningún otro concepto”, indica la misiva.

A pesar de que el documento tiene fecha del 28 de mayo, antes de que iniciara el nuevo esquema de distribución de combustible, González asegura que la notificación le llegó este 27 de junio, un mes después de ser expedida.

Tres de las cuatro comunicaciones a las que ha tenido acceso Primer Informe tienen fecha del 28 de mayo, mientras que sólo una tiene fecha del 15 de junio.

Esta ola de expropiaciones de estaciones de servicio ha hecho especular a los venezolanos en las redes sobre rumores de que las estaciones serían entregadas a una nueva administración iraní.

Daddy LLUKA,con información de -Primer Informe-

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario