Fernando Alonso vuelve a la Fórmula 1 con Renault en 2021

Fernando Alonso está de vuelta. Aunque se podría decir que jamás se fue. Desde que el 25 de noviembre de 2018 pronunciara un “hasta luego” a la que había sido su vida en los últimos 18 años, con dos títulos en el bolsillo y una huella imborrable, su nombre no ha cesado de sonar en muchos equipos de F1. Mientras, él iba sumando hazañas a su lista, ganando 2 veces las 24 Horas de Le Mans, el Mundial de Resistencia, las 24 Horas de Daytona, un debut espectacular en el Dakar y siguiendo con su intento de la «Triple Corona» en las 500 Millas de Indianápolis.

Ahora, totalmente centrado en poder beber la mítica leche del ganador en Indianápolis este mes de agosto, llegó el momento para desvelar el secreto que tan bien tenía guardado. Avisaba en pleno confinamiento que anunciaría su futuro en verano y que se había preparado un 2020 con menos carreras para estar listo para un 2021 repleto de trabajo en una “categoría máxima”. Un 2021 en el que la Fórmula 1 estará de enhorabuena. Fernando Alonso volverá con Renault a batallar en la máxima competición del automovilismo mundial el próximo curso.

“Renault es mi familia, mis mejores recuerdos en la Fórmula Uno con mis dos títulos del Campeonato Mundial, pero ahora estoy mirando hacia el futuro. Con una gran orgullo y una inmensa emoción estoy regresando al equipo que me dio la oportunidad al comienzo de mi carrera y que ahora me da la oportunidad de volver al nivel más alto”, expresó el asturiano a través de un comunicado en sus primeras palabras como nuevo piloto de Renault para 2021.

“Tengo principios y ambiciones acorde a los del proyecto del equipo. Su progreso este invierno da credibilidad a los objetivos para la temporada 2022 y compartiré toda mi experiencia de carrera con todos, desde los ingenieros hasta los mecánicos y mis compañeros de equipo. El equipo quiere y tiene los medios para volver al podio, al igual que yo”, concluyó.

Tan solo habiendo vivido una temporada entera sin él en el paddock, se confirmó la noticia del año, algo que parecía prácticamente impensable e inverosímil, pero no imposible. Y es que en la F1, y mucho menos con el nombre de Alonso de por medio, no hay nada que no se pueda hacer realidad.

El contexto de la firma del rombo no ayudaba, en plena crisis económica por el VIRUS CHINO, con un fuerte plan de reajuste en su producción y estrategia, con un crédito millonario pedido al Gobierno francés y un rendimiento deportivo que sufrió un bajón en 2019 y que no parecía estar a la altura de los grandes objetivos que se marcaba Fernando. Pero se convirtió en un hecho. Alonso vuelve a la F1.

La nueva F1 atrae a Alonso y le plantea un gran reto

El asturiano había repetido una y otra vez que si regresaba a la F1 era para luchar desde el minuto 1 para lograr triunfos con un coche competitivo. Pero también dijo tras dejar la F1 en 2018 que quería afrontar retos ilusionantes y mayúsculos para dejar un legado inigualable en el motor sport.

¿Hay mayor reto que tratar de devolver a lo más alto al equipo con el que fue campeón en 2005 y 2006? Sin duda, se trata de toda una hazaña que el ovetense tratará de buscar a partir del año que viene, empezando por pilotar en 2021 un coche que solo le permitirá estar peleando por liderar la zona media y buscar alguna sorpresa en carreras locas, pero ya con los ojos puestos en un 2022 que plantea un cambio total en la Fórmula 1.

Alonso vuelve a la F1 con Renault con los ojos puestos en que en 2022 pueda disponer de un coche competitivoAlonso vuelve a la F1 con Renault con los ojos puestos en que en 2022 pueda disponer de un coche competitivo

Fernando Alonso siempre repitió que la actual Fórmula 1 no le gustaba y que le aburría. Decía que en los últimos años era demasiado predecible, con los mismos coches en cabeza y demasiada distancia con el resto. “Antes de la clasificación ya puedes saber el orden de la parrilla”, aseguró en muchas ocasiones sobre una F1 que además, por la actual aerodinámica de los coches, no permite que el piloto marque tanto la diferencia, puesto que los actuales monoplazas sufren mucho para perseguirse de cerca en curva al perder carga.

Pero en 2022 todo va a cambiar con bólidos que sí podrán perseguirse en pista y en los que las manos del piloto sí volverán a ganar importancia. Y es que como bien dijo la propia F1 en 2018: “Alonso tiene razón y trabajaremos para arreglarlo”. El resultado será la ‘revolución de la F1’ que se vivirá con la implantación de las nuevas reglas en 2022, que debían entrar en vigor en 2021 pero que finalmente fueron aplazadas un año debido al VIRUS CHINO.

Un ‘Gran Circo’ que estrena techo presupuestario en 2021 para empezar a acabar con las enormes diferencias que hay entre los equipos grandes y el resto, y que para 2022 prepara unos monoplazas con más piezas estandarizadas y menos lugar para que los grandes ingenieros puedan hacer de las suyas. Fernando Alonso no quería perder la oportunidad de estar en esa F1, una competición mucho más apetecible para un campeón que se fue de ella en 2018 consciente de que tenía que cambiar completamente para que le volviera a atraer.

Con 39 años, pero como un toro y mejor que nunca

El español empezará así el próximo año su tercera etapa con Renault tras su exitosa primera parte en el conjunto francés entre 2002 y 2006 y su vuelta en 2008 y 2009 después de su lucha interna con Lewis Hamilton y Ron Dennis en McLaren. Lo hará con 312 Grandes Premios a sus espaldas, 32 victorias, 97 podios, 22 poles y 23 vueltas rápidas, con 39 años.

Pero que no os engañe su edad, puesto que el ovetense no se ha cansado de repetir que está en el mejor momento de su carrera, sintiéndose todavía más fuerte como piloto al haber brillado en otras categorías y aprendido mucho de ellas. Además, físicamente está como un ‘toro’, como apuntó uno de sus fisios de confianza, Edo Bendinelli, a MD en el pasado Dakar . El ‘curioso caso de Fernando’ podríamos decir. Un atleta puro que llegará a la Fórmula 1 en plena forma.

Renault, un proyecto complicado pero motivador

El regreso del ovetense con un proyecto complicado entre manos, pero que encarará como siempre, con la máxima de las exigencias, protagonizando una vuelta tan esperada como la de Michael Schumacher en 2010. El alemán no pudo repetir triunfos en su etapa final, pero sí ayudó a poner los cimientos de un proyecto de Mercedes que ahora domina la F1 de forma descomunal.

Desconocemos si Fernando podrá lograr triunfos o pelear por otro Mundial en los próximos años con la que siempre fue su gran familia, la firma del rombo, pero lo que sí es seguro es que con él la Fórmula 1 no hace más que ganar.

Regresa un ídolo, un icono mundial del automovilismo, un piloto que haga lo que haga dará que hablar y que luche en la posición que luche lo hará con posibilidades de levantar a los aficionados de sus asientos con su astucia, experiencia y tremenda calidad.

Bienvenido a casa Fernando, a Renault, y a la F1, un ‘Gran Circo’ que con Liberty Media a la cabeza ha trabajado duramente para que regreses.

Falta todavía medio año para que el ovetense vuelva y un Mundial entero por disputarse, pero muchos ya esperan que llegue, por ver a Fernando de nuevo ‘en el ajo’ y a Sainz en Ferrari en 2021. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor. Pero como bien expresó Fernando en 2014 cuando dejó Ferrari para pasarse a McLaren: “Lo mejor está por venir”. Aún no ha cumplido con aquella cita. Lo tiene pendiente. Abróchense los cinturones y súbanse a la montaña rusa de la F1. Otra vez.

Cyndi NERO, con información de -mundodeportivo.com-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario