Otro golpe para la «narcomafia» del Cartel de los Soles

El asesino narcorégimen de Nicolás Maduro recibió otro golpe político por parte del Gobierno de Cabo Verde, el cual, sin ceder a presiones internacionales avaló la extradición del testaferro del chavismo Alex Saab. Recientemente el primer ministro de ese país anunció que estaría dispuesto a defender la posición de Cabo Verde ante La Haya en caso de que la defensa del testaferro de Maduro decida acudir a instancias internacionales.

«Parece que cualquier tipo de presión por parte del régimen a Cabo Verde no está teniendo éxito», señaló Joseph Humire, especialista en Seguridad internacional y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura. Pese a que aún falta la decisión del Poder Judicial de ese país, que la Procuraduría haya aprobado enviar a Saab a Estados Unidos, es muestra de que no ha cedido ante las maniobras de la tiranía.
«Lo más destacado es que el Gobierno de Cabo Verde, de la cual forman parte la Presidencia, la Cancillería o la Procuraduría están tomando el camino regular», dijo Humire.

El especialista reiteró que «de existir algún tipo de presión política uno se imagina que vendría del Ejecutivo, y con este anuncio de la Procuraduría va quedando claro que el Gobierno no ha cedido a ningún tipo de presión de quiénes buscan la liberación de Saab».

«Cuando inició el proceso consulté con algunas fuentes de agencias involucradas en su arresto y les pregunté si podía suceder lo de Hugo «El Pollo» Carvajal y lo que me dijeron es que nada está hecho hasta que está hecho; pero me señalaron que Cabo Verde no estaría sometiéndose a los intereses o presiones políticas del exterior», sentenció.

El pasado 13 de junio las autoridades en Cabo Verde, África, detuvieron a Saab, el testaferro de Nicolás Maduro, la clave de los negocios ilícitos vinculados al terrorismo, el narcotráfico, la venta ilícita de oro y la importación de alimentos subsidiados con sobreprecio.

¿Plan de fuga?

El narcorégimen de Nicolás Maduro desesperado por impedir la extradición de su testaferro, Alex Saab, a Estados Unidos, habría enviado un avión Falcon de Pdvsa para intentar un rescate de película.

Un reportaje conjunto entre el Expresso y Armando.info reveló que la aeronave estuvo cuatro días en Bisáu (Guinea); y según fuentes ligadas a las autoridades locales, la tripulación y los pasajeros del avión no pasaron control aéreo ni se fueron a la ciudad; por lo que no fueron identificados.

Fuentes de Armando.info aseguraron que antes de llegar a Bisáu, el avión también estuvo en Cuba donde habría recogido a agentes de inteligencia cubanos que participarían en la misión. Revelaron además que el vuelo también llevaba valores para pagar sobornos.

Por su parte, fuentes del Expresso aseguraron que además del avión también hubo un barco que estaba anclado en la isla de Suga y que también formaba parte de la operación.

Las investigaciones revelan además que Estados Unidos estaba al tanto de la operación planificada por el narcorégimen de Maduro por lo que Mike Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, habló directamente con el Primer Ministro de Cabo Verde, Ulisses Correia para informarle de los movimientos del avión venezolano y ofrecerle equipo militar para reforzar la vigilancia en la prisión de San Vicente y evitar la posible fuga de Alex Saab.

Consultado Joseph Humire sobre la factibilidad de este «plan de fuga», el especialista consideró que dichos esfuerzos no tendrían sentido debido a que pareciera que el régimen de Maduro está invirtiendo todos sus esfuerzos legales y diplomáticos para lograr la liberación. Sin embargo, no se descarta la posibilidad debido a que Maduro estaría desesperado y siendo testigo de que Cabo Verde no cede a presiones.

SurCARIBE, con información de -sabrina martin-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario