Senador estadounidense Rand Paul llama socialista a Juan Guaidó

Durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, el senador republicano Rand Paul llamó socialista al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, y recordó que su partido político es reconocido por la Internacional Socialista. También comparó al líder opositor Juan Guaidó con el tirano comunista cubano Fidel Castro. Pues este removió del poder a Fulgencio Batista, un dictador socialista.

Las declaraciones de Rand Paul surgieron como respuesta a Elliot Abrams, el Representante Especial para Venezuela en el Departamento de Estado, quien anunció que EE. UU seguirá reconociendo a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela incluso después de enero del 2021 y que está seguro que 60 países seguirán en sintonía con esta decisión.

Ante esta declaración, el Senador Rand Paul, miembro del Partido Republicano y uno de los pocos libertarios del senado, espetó: “pretenden cambiar un socialismo por otro”.

Frente a este señalamiento, Abrams dijo que no se trata de ver cuál partido o candidato tiene respaldo socialista. Fue abruptamente interrumpido por Paul, quien insistía que el problema es el socialismo, no quien lo ejecuta.

No obstante, Abrams señaló cómo EE.UU. en el pasado ha tenido aliados con gobiernos socialistas pero «democráticos», puso como ejemplo a Francia y Alemania durante la Guerra Fría. Sin embargo, dejó en claro que considera al socialismo un sistema fallido.

Comúnmente no se destaca cómo Fidel Castro fue en su momento elevado como héroe y alternativa al dictador socialista Fulgencio Batista. Medios masivos como The New York Times facilitaron este discurso.

Por ello Rand Paul advierte sobre el peligro de repetir un error del pasado. Cabe destacar que el legislador es uno de los consejeros más destacados del Presidente Donald Trump, como tal cuestiona el respaldo actual a Juan Guaidó.

Las palabras de Paul no fueron solitarias, el demócrata Christopher Scott Murphy, desde otra visión política-ideológica, calificó la posición de EE. UU con respecto a Venezuela como un “desastre no mitigado” y a Guaidó como un “Patsy estadounidense”, es decir, una persona que se dejó engañar. Desde distintas alas del senado el presidente venezolano, reconocido por Estados Unidos, fue señalado.

Abrams sobre la soberanía en Venezuela

Para dejar en claro que el respaldo a Guaidó no es a él como individuo ni político, sino por su rol sustitutivo, el senador de origen cubano Marco Rubio le respondió a Paul: «No sacamos de la nada a Guaidó. Nuestra base del reconocimiento es que es el líder democráticamente electo por la Asamblea Nacional. Esa, bajo la Constitución de Venezuela, es la solución cuando hay un vacío de poder».

Abrams agregó que la administración Trump solo está dispuesta a negociar con Maduro si esto provoca una salida del poder, no está en el espacio muestral que el tirano se quede en Miraflores para el asesor.

Respecto a la pérdida de soberanía de Venezuela Abrams señaló: “Seguimos preocupados por la influencia extranjera maligna en Venezuela y la colaboración del régimen de Maduro con nefastos grupos armados no estatales”.

El asesor espetó que Cuba trata a Venezuela como una colonia y aprovecha los envíos de alimento, medicinas, diesel y gasolina cuando “incluso el pueblo venezolano sufre escasez de cada uno de ellos”. Manifestó que, además, Maduro está rodeado de seguridad cubana y que el ejército venezolano está totalmente intervenido por los oficiales de inteligencia.

También manifestó que “China trabaja con el régimen de Maduro para refinar el autoritarismo digital, ayudando al régimen con operaciones cibernéticas”. Continuó afirmando que militares rusos ayudan a Maduro a mantener sus fuerzas de seguridad “y, por lo tanto, su provisión de refugio seguro en Venezuela para los “disidentes” de las FARC y los terroristas del ELN”.

“Ahora estamos viendo una reactivación de la relación con el peor Estado patrocinador del terrorismo del mundo, la República Islámica de Irán”, culminó Elliott sobre la preocupación de la injerencia extranjera en el país y las relaciones criminales de la tiranía de Maduro. En lo que sí acordaron todas las corrientes políticas e ideológicas del Senado de EE.UU. es que Maduro se debe ir.

SurCARIBE, con información de

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario