Sobornos y planes de fuga: los fracasos de Maduro al intentar liberar a Alex Saab

Alex Nain Saab Morán, testaferro de Nicolás Maduro, pierde la batalla ante su evidente e inminente extradición a Estados Unidos pese a todos los intentos de sobornos, amenazas y hasta planes de fuga por parte de la tiranía en Venezuela. Hasta ahora el régimen de Maduro ha encabezado puros intentos fallidos para evitar que Saab caiga en manos de Estados Unidos. 

«A pesar de los esfuerzos corruptos de algunas personas, el Gobierno de Cabo Verde ignoró las amenazas y rechazó los intentos de soborno del régimen de Maduro en la solicitud de extradición de Estados Unidos para Alex Saab, el hombre que dirige el lavado de dinero del régimen», dijo el senador republicano Marco Rubio a través de su cuenta en Twitter.

Maduro estaría desesperado por liberar a su principal testaferro, pues Saab no es un simple lavador de dinero. De acuerdo con las investigaciones, es una pieza clave en la logística de los negocios sucios de la tiranía en Venezuela.

Por su parte, Cabo Verde, país que tiene en sus manos a Saab tras haberlo arrestado el pasado 13 de junio, no ha cedido a todas las amenazas y presiones por parte de Venezuela y de sus principales aliados.

«Parece que cualquier tipo de presión por parte del régimen a Cabo Verde no está teniendo éxito», señaló Joseph Humire, especialista en seguridad internacional y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura.

Pese a que aún falta la decisión del Poder Judicial de ese país, que la Procuraduría haya aprobado enviar a Saab a Estados Unidos es muestra de que no ha cedido ante las maniobras de la tiranía socialista.

Las fallidas jugadas de Saab y Maduro

¿Plan de rescate fallido?: este miércoles 19 de agosto se conoció que Estados Unidos incautó un cargamento de armas en un avión venezolano. Al parecer dicho arsenal estaría relacionado con planes del régimen de Maduro para lograr la fuga de Saab en Cabo Verde antes de ser extraditado a suelo norteamericano.

De acuerdo con el diario El Nuevo Herald, el director de Turismo y Transporte de Cabo Verde, Oliveira Gomes Dos Anjos, y el empresario farmacéutico Alves Évora se reunieron en secreto con Maduro: «llegaron secretamente a Venezuela el lunes y pasaron la noche en el palacio presidencial de Miraflores en medio de los esfuerzos del gobernante Nicolás Maduro por conseguir que el país africano libere a su principal socio, el empresario colombiano Alex Saab, acusado de ser el testaferro y el arquitecto de las operaciones criminales del dictador venezolano».

Es importante destacar que los dos africanos, en el marco de un viaje a propósito de la detención de Saab en Cabo Verde, hicieron escala en San Vicente y las Granadinas, país que era el destino del avión al que el pasado sábado 15 de agosto le incautaron decenas de armas.

Una fuente que el dueño del avión es Gregori Méndez, uno de los dos pilotos detenidos en Fort Lauderdale, que recibió el activo por parte de Saab en un traspaso.

La evidente vinculación de Saab con el avión incautado en Florida y con los dos caboverdianos que se reunieron con Maduro, y el hecho de que ambas partes hubieran coincidido en San Vicente y las Granadinas, despierta varias inquietudes. Una de ellas: ¿para qué eran las armas? y ¿existió el intento de Maduro de planificar un rescate de Saab?

Este sería hasta ahora es la más reciente jugada del régimen para evitar que Saab sea extraditado, pues antes de esta ya hubo intentos de sobornos, amenazas, movimientos legales y hasta otro presunto plan de fuga.

Amenazas y sobornos: el pasado 13 de agosto en un intento desesperado por evitar su extradición a Estados Unidos, Saab le envió una carta al primer ministro de Cabo Verde.

El testaferro de Maduro, vinculado a casos de lavado de dinero, violación de sanciones internacionales, narcotráfico y terrorismo, apeló a la sensibilidad del primer ministro haciéndole ver que «ha perdido 20 kilos de peso»; asegura además que su detención ha sido «injusta».

En la misiva Saab acusó a Cabo Verde de «mancillar la independencia de ese país por someterse a los dictados de Estados Unidos».

«No creo que la gente de Cabo Verde esté de acuerdo con esto, ya que siempre se han visto discriminados y menospreciados por Estados Unidos», dijo. Para finalizar su carta realizó una especie de soborno: «Venezuela siempre lo tratará con mayor respeto y le presentará más oportunidades que Estados Unidos (…) Como enviado especial de mi país puedo ayudar a Cabo Verde más de lo que Estados Unidos lo hará en 100 años».

Fichas diplomáticas: Joseph Humire informó que tanto Rusia como China estuvieron detrás de las presiones para la liberación del testaferro de Maduro:

Lo que hay a nuestro favor es un juicio contra Saab en Estados Unidos que se hizo público el año pasado, además hay una orden de captura a través de la Interpol y hay un convenio entre Cabo Verde y EE.UU. sobre lucha de narcotráfico y crimen organizado que permitiría su extradición.

El especialista también afirmó que «La influencia económica de China y la presión política de Rusia están al frente de esta negociación para tratar de liberar a Alex Saab».

¿Plan de fuga?: el régimen de Maduro, desesperado por impedir la extradición de Saab a Estados Unidos, habría enviado un avión Falcon de Pdvsa para intentar un rescate de película.

Un reportaje conjunto entre el Expresso y Armando.info reveló que la aeronave estuvo cuatro días en Bisáu (Guinea); y según fuentes ligadas a las autoridades locales, la tripulación y los pasajeros del avión no pasaron control aéreo ni se fueron a la ciudad; por lo que no fueron identificados.

Fuentes de Armando.info aseguraron que antes de llegar a Bisáu, el avión también estuvo en Cuba, donde habría recogido a agentes de inteligencia cubanos que participarían en la misión. Revelaron además que el vuelo también llevaba valores para pagar sobornos.

Por su parte, fuentes del Expresso aseguraron que además del avión también hubo un barco que estaba anclado en la isla de Suga y que también formaba parte de la operación.

Las investigaciones revelan además que Estados Unidos estaba al tanto de la operación fraguada por el narcorégimen de Maduro, por lo que Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, habló directamente con el primer ministro de Cabo Verde, Ulisses Correia, para informarle de los movimientos del avión venezolano y ofrecerle equipo militar para reforzar la vigilancia en la prisión de San Vicente y evitar la posible fuga de Saab.

SurCARIBE, con información de -Sabrina Martín-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario