Las elecciones presidenciales en EEUU y el tema de Venezuela

Con las elecciones presidenciales a dos meses, la guerra mediática de los Estados Unidos hacia Venezuela se sigue intensificando y aunque el presidente Donald Trump no ha descartado usar las Fuerzas Armadas, los enfrentamientos entre ambas naciones han ido por sanciones en un punto y por pura retórica en otro.

Esta primera semana de septiembre ha sido de muchas sorpresas. En los Estados Unidos se efectuaron las Convenciones Demócrata y Republicana de una manera sin precedentes y Venezuela ha tenido días cargados para todos los periodistas, con el traslado de la prisión a su hogar del legislador opositor venezolano Juan Requesens, quien fue encarcelado hace más de dos años por acusaciones de estar involucrado en un ataque con drones a Nicolás Maduro.

Requesens fue el legislador que pronunció el discurso “No me rindo” y  denominado por los venezolanos exiliados en el Sur de la Florida como el “I have a dream” que pronunció el líder de los derechos civiles, Martin Luther King.

En una entrevista esta semana, el senador republicano por Florida, Marco Rubio, dijo que el narcorégimen de Maduro no quería que muriera Requesens en la cárcel. Esto debido a la fama que tiene por lo inusual de su acusación y aseguró que a la dictadura venezolana le caería la condena de la comunidad internacional.

Unas horas después de conversar con el senador Rubio, el portavoz de Maduro, Jorge Rodríguez, anunció la liberación de 100 presos políticos con la intención de —según Rodríguez— “profundizar el proceso de reconciliación nacional de cara al próximo proceso electoral”.

La liberación se produjo a unos 100 días de las elecciones parlamentarias de Venezuela.

Uno de los primeros en ser liberados fue el diputado Gilber Caro. El parlamentario, quien fue encerrado injustamente, dijo a El Tiempo: «En mi opinión, yo estoy en la calle y muchísima gente está en la calle y celebro que la señora de 70 años (Antonia Turbay, quien había sido detenida solo por ser vecina del comisario Iván Simonovis), los diputados Ismael León, Renzo Prieto, Roberto Marrero, Juan Requesens están en la calle. ¿Qué opinión puedo decir si su familia se reencontró? El abrazo de la mamá de Requesens, que lo pude ver, la hermana del señor Vasco Da Costa».

Por su parte, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, escribió en su cuenta de Twitter: “La última táctica de Maduro para hacer que las próximas elecciones parezcan ‘libres y justas’ es liberar condicionalmente a algunos presos políticos que fueron encarcelados injustamente en primer lugar. La única solución a la crisis en Venezuela son elecciones libres y justas reales, no esta farsa política”.

El senador Rubio dijo que “los recientes ‘indultos’ no son más que maniobras de la ‘narcodictadura’ de Maduro para tratar de encubrir años de dolor, injusticias y violaciones a los derechos humanos de sus opositores políticos. Ninguna elección con Maduro será legítima. La comunidad internacional y EE. UU. deben seguir respaldando al presidente Guaidó y a la Asamblea Nacional, el único cuerpo legislativo electo democráticamente”.

Sin embargo, con el panorama político que se ha desarrollado recientemente, existe una interrogante: ¿Qué estrategia usará la oposición para enfrentar los comicios legislativos -por demás cuestionados- en diciembre?

Las agendas para enfrentar las votaciones del 6D

Las esperadas elecciones parlamentarias no solamente han causado reacciones de la comunidad internacional sino que también le ha enseñado a los venezolanos lo que muchos ya se imaginaban: una ruptura entre los grupos de oposición.

Henrique Capriles, excandidato presidencial bajo el partido Primero Justicia, le pidió a los ciudadanos “no dejar a la sociedad civil sin opciones” y participar en las elecciones. Las declaraciones del ex-gobernador del estado Miranda para muchos se ve como un enfrentamiento dirigido directamente a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea y reconocido presidente de Venezuela.

Ante esta acción ejecutada por Capriles, Guaidó mantuvo su posición frente a la posibilidad de participar en el evento comicial y respondió a la ciudadanía: «Hoy más que nunca ratificamos nuestra posición de no ir al fraude electoral del 6 de diciembre. Liberar rehenes no es condición mínima de competitividad electoral».

En una entrevista a Jakie Nespral, de la afiliada de NBC en Miami, el candidato presidencial por el partido demócrata, Joe Biden,  tachó de «fracaso abyecto» cómo se ha manejado desde Estados Unidos la política exterior, con respecto al país caribeño y dijo que «desde que asumió el cargo el presidente Donald Trump, Nicolás Maduro se ha fortalecido.  El pueblo de Venezuela está peor, vive en una de las peores crisis humanitarias del mundo».

«El enfoque incoherente de Trump ha eliminado a los socios internacionales, ha alienado a los socios y socavado la causa de la democracia, y su política no ha logrado eliminar el sufrimiento humano de millones de venezolanos estadounidenses», también aseveró Biden.

El ex-vicepresidente de Estados Unidos agregó que en el caso de ganar las elecciones de noviembre, su administración extenderá y proporcionará un estatus de protección temporal para los venezolanos.

Las sanciones de Trump y su efectividad frente al régimen de Maduro

En una entrevista con la agencia de noticias Reuters, Elliott Abrams, el principal enviado estadounidense para Venezuela dijo que la administración del Presidente Trump está buscando aún más opciones de endurecer las sanciones petroleras contra Venezuela, en un futuro cercano.

Entre las opciones que se han dado a conocer,figura eliminar potencialmente las exenciones, que permiten a algunas -muy pocas- compañías petroleras el intercambio de crudo venezolano por combustible del miembro de la OPEP.

En esta oportunidad, Abrams también dio sus impresiones sobre cómo el sistema de Gobierno estadounidense ha logrado debilitar al narcorégimen de Nicolás Maduro: “Creemos que nuestras sanciones han sido extremadamente efectivas para reducir los ingresos del régimen, pero podemos hacerlas más efectivas. Vamos a hacer algunas cosas para endurecer la política en el futuro cercano”.

Dando mayor solidez al testimonio de Abrams sobre la efectividad de las sanciones, el senador Rubio expresó por su parte que: “El régimen de Maduro no es un gobierno, es una organización criminal. Ellos saben bien que si las cosas siguen como están ahora, ellos no pueden sobrevivir. Eventualmente van a haber problemas, ya existen problemas entre ellos mismos».

Rubio asomó posibles tácticas que estén gestándose desde el régimen, para no ser asfixiados por la administración del presidente Donald Trump. Al respecto, comentó:  «Según ellos, ¿cuál es la estrategia?, en primer lugar: rezan siempre, para que Trump pierda en noviembre. Ellos están esperando que la elección traiga una nueva administración y un poco de alivio sobre las sanciones y las presiones que están enfrentando».

El representante de Florida también indicó que otra forma de no quedar de debilitado es empujar a la oposición a un fraude electoral:  «Van a tratar de confundir al pueblo, a la comunidad internacional con elecciones fraudulentas. Espero que nadie se preste a esta «bobería», esta tontería con promesas falsas o en algunos casos con sobornos».

«Si esas dos cosas no pasan, ellos saben que van a tener problemas muy graves. El régimen de Maduro no puede sobrevivir cuatro años más de la presión que le ha traído encima el presidente Trump”, reiteró el congresista de Florida.

Para cerrar su intervención sobre cómo ha sido acorralada la dictadura venezolana, Rubio reiteró que:  “Si no fuera por la administración de Donald Trump, Maduro estuviera estable en el poder, aceptado por la comunidad internacional como un gobierno legítimo. La única razón por cual todos los días tiene que despertar con el miedo que lo vayan a tumbar dese adentro y con la presión que enfrenta desde afuera, es por la presión que le ha traído encima este Gobierno y espero que se haga aún más todavía”.

En septiembre y octubre están programados los tres debates presidenciales tradicionales en los Estados Unidos. Uno de ellos se efectuará en Miami. Sin duda, el tema de Venezuela estará presente al menos en la Capital del Sol.

Cyndi NERO, con información de 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario