Este es el proceso que seguirá EEUU para designar a las FAES como organización terrorista

Cuando un grupo es designado terrorista, inmediatamente se convierte en ilegal para terceros, proporcionar «apoyo o recursos materiales» a la organización, por ejemplo, propiedades, servicios financieros, telecomunicaciones, armas, sustancias legales, explosivos, transporte y personal, dice el Departamento de Estado.

El anuncio que hicieron el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en su conversación a través de Facebook Live con James Story, encargado de negocios de EE.UU. en Venezuela sobre el plan de designar a las FAES como organización terrorista, es apenas el primer paso de una serie en la que se confirmará a esta organización policial encargada de hacer el trabajo más sucio del régimen de Maduro.

La Casa Blanca monitorea las actividades de los grupos terroristas a nivel mundial a través de su Oficina de Contraterrorismo, dependiente del Departamento de Estado, para identificar si deben o no ser designados Grupos Terroristas Extranjeros (FTO por sus siglas en inglés).

Se realiza un cónclave entre el secretario de Estado, el de Justicia y el del Tesoro, en el que deciden si elevar o no al Congreso de los Estados Unidos, la intención de designar a la estudiada organización como terrorista.

El ente legislador tendrá 7 días para revisar la decisión y, a menos que sea bloqueada, el Departamento de Estado publica la designación en el Registro Federal y entra en vigor.

A partir de este punto, la organización designada terrorista tiene derecho a una «revisión judicial» durante los 30 días siguientes a la designación.

El concepto que expone el Departamento de Estado para los designar los FTO dice que principalmente este «debe amenazar la seguridad de los ciudadanos estadounidenses o la seguridad nacional (defensa nacional, relaciones exteriores o intereses económicos) de Estados Unidos».

Consecuencias de la designación

Cuando un grupo es designado como FTO por Estados Unidos, inmediatamente se convierte en ilegal proporcionar «apoyo o recursos materiales» a la nombrada organización, por ejemplo, propiedades, servicios financieros, telecomunicaciones, armas, sustancias legales, explosivos, transporte y personal, dice el Departamento de Estado.

«Las designaciones de la Oficina de Contraterrorismo juegan un papel crítico en nuestra lucha contra el terrorismo y son un medio eficaz para reducir el apoyo a las actividades terroristas y presionar a los grupos para que salgan del negocio del terrorismo», se lee en la web del Departamento de Estado, sobre el tema.

Las designaciones hacen que el Departamento de Estado apoye los esfuerzos para frenar el financiamiento al terrorismo y alienta a otros países a que hagan lo mismo, aislando a las organizaciones terroristas internacionales disuadiendo «las donaciones o contribuciones y transacciones económicas con organizaciones nombradas», aumentando «la conciencia pública y el conocimiento de las organizaciones terroristas».

Cyndi NERO, con información de -Primer Informe-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario