Duro golpe al Cartel de los Soles y a la guerrilla colombiana

Gran parte de la producción de droga que controlan grupos narcoterroristas en Colombia llega a los mercados internacionales a través de Venezuela por las vías que controladas por el narcorégimen chavista. El grupo terrorista colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) acaba de recibir un fuerte golpe a sus finanzas con la destrucción de 14 laboratorios para el procesamiento de la pasta base de coca.

Las autoridades colombianas detectaron las estructuras dedicadas para el procesamiento de ese insumo que se convierte en el ingrediente principal de la producción de cocaína. El hecho ocurrió en el departamento de Antioquia al noroeste de Colombia y significa un serio revés a las finanzas del grupo en esa región. La pérdida económica sería de unos 5.000 millones de pesos para los narcoguerrilleros

El mayor general, Juan Carlos Ramírez Trujillo, comandante de la Séptima División, dijo que en el sitio fueron encontrados abundantes insumos líquidos y utilizados para la producción del clorhidrato de cocaína.

La producción de cocaína en estos laboratorios generan un doble daño ambiental. Además de la deforestación de zonas boscosas para dedicarlas al cultivo de coca, también se contaminan  el suelo y las fuentes hídricas por el vertido de sustancias químicas tóxicas.

Golpe al narco en el sur

En el departamento del Meta, cercano a la capital colombiana, dos infraestructuras clandestinas para el procesamiento de clorhidrato de cocaína y pasta de base de coca, también fueron destruidas por el ejército. En esos espacios se podían producir hasta 1,2 toneladas de cocaína al mes y estaban bajo control de grupos disidentes de la organización terrorista Fuerzas Armadas  Revolucionarias de Colombia (FARC).

Fuera pública colombiana asestó duros golpes a los grupos narcoterroristas del país al afectar sus capacidades para producir cocaína.

En el lugar, el Ejército encontró 602,35 kilogramos de clorhidrato de cocaína en solución; 33,7 kilogramos de clorhidrato de cocaína; 98,462 kilogramos base de coca en solución, 1.776,101 galones de insumos líquidos; 1.225 kilogramos de insumos sólidos, hornos microondas, y demás elementos necesarios para el procesamiento de alcaloides.

El ataque de la fuerza pública a las organizaciones narcoguerrilleras se completó en esa región con la destrucción de un semillero con aproximadamente 125.000 plántas de coca, pertenecientes  también a disidentes de las FARC.

Otra acción militar realizada en la vereda Camicaya Medio, zona rural del municipio de Cartagena del Chairá, Caquetá, terminó con la destrucción de un laboratorio en el que se decomisaron insumos utilizados para la producción de cocaína y la captura de 4 terroristas.

SurCARIBE, con información de -Primer Informe-

 

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario