Con la destrucción de PDVSA, ahora la gasolina se contrabandea de Colombia a Venezuela

La destrucción de PDVSA lograda por el narcochavismo es tan aguda que ahora el contrabando de combustible en la frontera entre Venezuela y Colombia se revirtió. Los conductores del occidente venezolano dependen ahora dependen de la gasolina que ingresa de forma irregular desde suelo neogranadino. Durante décadas el flujo del contrabando fue al revés. La gasolina venezolana barata llenaba rutinariamente los tanques colombianos al otro lado de la porosa frontera.

Según un reporte de Argus,  el volumen de gasolina que cruza ilegalmente la frontera hacia Venezuela oscila entre 5.000  y 15.000 barriles diarios. El combustible proviene de los departamentos colombianos de Norte de Santander y La Guajira. Todo esa gasolina se vende en el mercado negro de combustible en los estados venezolanos de  Táchira y Zulia, fronterizos con Colombia.

 

Tradicionalmente, el contrabando de combustible en la frontera colombo venezolana se sostenía gracias a la gasolina barata que vendía Venezuela y que era transportada hacia Colombia con el apoyo de mafias militares. Hasta 2018, pandillas fronterizas protegidas por funcionarios de la Guardia Nacional venezolana contrabandeaban hasta 100 mil barriles diarios de gasolina venezolana a Colombia.

PDVSA, virtualmente paralizada tras años de corrupción y malos manejos por parte de la administración chavista, no puede abastecer más ese esquema ilegal. El combustible colombiano de contrabando se vende a nivel de calle en ciudades fronterizas como San Antonio  a 2 ó $3  por  litro.

La oferta colombiana se mantiene mayoritariamente en el oeste de Venezuela, una de las zonas más golpeadas por la escasez de combustible. «Hasta el momento no hay indicios de que se esté consumiendo gasolina colombiana en ningún lugar de Venezuela fuera de Táchira y Zulia», dijo a Argus un funcionario de marketing interno de Pdvsa en Caracas.

También desde Brasil

Debido a su procedencia y manejo informal, la gasolina colombiana tiende a contener impurezas. «Incluso la gasolina colombiana sucia que no cumple con los índices de octanaje venezolanos es mejor que ninguna gasolina», dijo un minorista en San Antonio.

El funcionario de Pdvsa dijo que «algo de gasolina también se pasa de contrabando desde Brasil al estado Bolívar de Venezuela, donde se vende en el mercado negro a los mineros de oro, pero los volúmenes son difíciles de estimar porque las minas de oro están en áreas aisladas».

Un funcionario del Ministerio de Defensa dijo que el gobierno del narcodictador Nicolás Maduro está oficialmente comprometido a interrumpir el contrabando, pero extraoficialmente «miramos para otro lado a pesar de las incautaciones periódicas porque ayuda a calmar las tensiones sociales».

SurCARIBE, con información de -Primer Informe-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario