Líderes iberoamericanos alertan sobre plan de Borrell para avalar fraude de Maduro

La insistente actuación de Josep Borrell en busca de “condiciones mínimas” para avalar el fraude electoral en Venezuela enciende las alarmas en la comunidad iberoamericana. Este martes, destacados líderes de la región enviaron una carta a la Unión Europea (UE) en la que denuncian las «incongruencias y nefastas consecuencias —tanto para la nación venezolana como para la estabilidad de la región latinoamericana— de las iniciativas políticas promovidas» por el Alto Representante para la Política Exterior de la UE, en coordinación con el Gobierno de España.

«Queremos alertar sobre las graves consecuencias del proyecto del Alto Representante de buscar unas supuestas ‘condiciones mínimas’ para avalar con la observación de la UE unas ilegítimas elecciones parlamentarias. Con este fin, Borrell decidió enviar una misión a Venezuela».

Fue el pasado miércoles cuando Borrell envió una delegación a reunirse con Maduro en Caracas con la propuesta de aplazar SEIS meses los comicios. A cambio obtendría la tan ansiada observación de la UE. Los dos emisarios a quienes se les encargó esta misión partieron de Bruselas justo después de un encuentro entre Borrell y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. Al día siguiente se conoció que La Moncloa cambiará su embajador en Caracas y el nuevo diplomático, Juan Fernández Trigo, es una ficha de Borrell.

Lavarle la cara a Maduro

El documento dirigido a la presidente de la Comisión Europea, al presidente del Consejo Europeo y a los ministros de Relaciones Exteriores de los países de la UE, advierte que la operación que lleva a cabo Borrell le lavaría la cara al régimen de Maduro frente a las graves acusaciones contenidas en el reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para el señor Borrell, los crímenes de lesa humanidad recientemente conocidos en el informe de la misión internacional independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela de la Organización de las Naciones Unidas, quedarían solventes si se consiguen 6 meses de prórroga de una farsa electoral.

Continúa el comunicado advirtiendo que el trabajo de Borrell busca «minar el consenso internacional» sobre la necesidad de establecer un gobierno de transición en Venezuela que conduzca a unas elecciones verdaderamente libres y democráticas. «Es inaceptable mendigar ‘condiciones mínimas’ a un régimen probadamente criminal».

Preocupación regional

El nutrido grupo de líderes iberoamericanos que firman la contundente carta subrayan tres premisas fundamentales sobre la tragedia venezolana que ignora la propuesta de Borrell. Se trata de la masiva, sistemática y continuada violación de los derechos humanos; la ausencia de soberanía y ocupación prolongada por fuerzas extranjeras como contingentes cubanos, agentes iraníes y los grupos terroristas Hizbulá, Farc y ELN; y la naturaleza criminal del régimen, involucrado en el negocio del narcotráfico.

Destacan entre los firmantes expresidentes de la región como Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge Quiroga, de Bolivia; Vicente Fox, de México; Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica; y Juan Carlos Wasmosy, de Paraguay. También suscriben la misiva prominentes personalidades como el escritor Mario Vargas Llosa; el presidente del Partido Popular de España, Pablo Casado; el presidente de Vox, Santiago Abascal; y una larga lista de diputados y senadores. Por Venezuela encabezan la lista destacados dirigentes de la oposición como María Corina Machado, Antonio Ledezma y Diego Arria.

Han sido varias las voces que han advertido sobre un plan de la izquierda europea para relegitimar a Maduro, dirigido por el Gobierno español. El analista político y exdirector de PDVSA, Pedro Mario Buerrelli, dijo hace un par de semanas que cuatro políticos de la izquierda europea estaban moviendo sus hilos de poder para dinamitar la ruta constitucional que dirige Juan Guaidó. Uno de ellos es precisamente Borrell. Buerrelli denominó como la Operación Capriles formaría parte del plan de Borrell para dividir a la oposición venezolana con la insólita decisión del excandidato presidencial, Henrique Capriles, de participar en el fraude de Maduro.

Unas semanas antes, el eurodiputado por Vox, Hermann Tertsch, reveló que el Gobierno de Pedro Sánchez dirige el plan para relegitimar a Maduro con las elecciones parlamentarias. Según su información, la Unión Europea entra en juego en esta operación con la participación de Borrell.

Cyndi NERO, con información de

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario