Que va a pasar con el dólar para finales del 2020 en la Venezuela «narcochavista»

El precio del dólar podría ubicarse entre 1.074.157 y 1.441.863 bolívares al cierre de 2020, según los escenarios que estima la firma consultora especializada en economía y finanzas Aristimuño Herrera & Asociados, lo que significa que la variación del tipo de cambio paralelo en lo que resta del año se movería entre 142% y 225%, lo que plantea una expectativa de aceleración no tan grave desde ahora hasta el cierre del año.

Las proyecciones apuntan a que se produzca una mayor emisión de liquidez monetaria en bolívares, como resultado de factores como la campaña electoral para los comicios parlamentarios de diciembre y la propia dinámica de consumo estacional que, aunque las proyecciones apuntan a que la demanda de bienes y servicios va a caer en alrededor de 50% al cierre de 2020 (Consecomercio proyecta una contracción mayor a 65%), es posible que se produzca una reanimación relativa en el último bimestre, a partir de motorizar importaciones y poner más bolívares a circular.

El gobierno ya ha anunciado que evalúa un esquema de flexibilización general amplio, aunque vigilado, en noviembre y diciembre, en el contexto del esquema 7+7 que ha sido la respuesta -que se mantendrá hasta que se considere plenamente controlada la pandemia y exista disponibilidad de una vacuna viable- para dominar la expansión del VIRUS CHINO en Venezuela.

Esta apertura incluiría a sectores económicos que se mantenido cerrados durante los 7 meses largos que ha llevado la lucha contra la pandemia. Este factor es importante porque consolida una expectativa razonable de mayor aceleración del valor del dólar en el país.

La liquidez monetaria ha comenzado a expandirse con una mayor velocidad en las últimas semanas y, de acuerdo con la estimación más razonable, podría cerrar 2020 en un nivel aproximado de 440 billones de bolívares, que representarían, al tipo de cambio de umbral bajo de 1.074.157 bolívares, unos 409,6 millones de dólares, una cifra que podría ser más que duplicada por los dólares en circulación.

Se desacelera la apreciación 

De acuerdo con las proyecciones de Aristimuño Herrera & Asociados, la variación acumulada del tipo de cambio oscilaría entre un umbral bajo de 1.834% y un escenario máximo de 2.698% al cierre de 2020.

A pesar que estas variaciones representan una situación crítica que potencia la inflación; sin embargo, representan niveles de desaceleración muy relevantes de la evolución del precio de la divisa estadounidense. Hay que recordar que al cierre de 2019, esta variación acumulada de 7.078%.

Si se mira esta situación desde la perspectiva de la pérdida de poder de compra del dólar, de acuerdo con las estimaciones de Aristimuño Herrera & Asociados esta disminución ha sido de 20% en lo que va de año, un nivel muy inferior al 35% en 2019 y al 86% de 2018.

Este cálculo implica que para comprar en bienes y servicios el equivalente a 100 dólares de diciembre de 2019, se necesitaron 126 dólares en agosto. Al observar la variación de este cálculo a partir de marzo, cuando comenzó la emergencia nacional por la pandemia del VIRUS CHINO, se nota una volátil desaceleración de la pérdida de poder compra de la divisa.

En marzo, en comparación con el poder de compra de 100 dólares en diciembre de 2019, se necesitaron 143 dólares, luego hubo una recuperación hasta 114 dólares en mayo, subió a 133 dólares en junio y vuelve a caer en agosto.

Evidentemente, las medidas de ajuste monetario que ha venido aplicando el narcorégimen de Nicolás Maduro han tenido resultados relativamente positivos en cuanto a su capacidad para ralentizar las tendencias de incremento de la devaluación y la inflación; sin embargo, estos fenómenos permanecen como los mayores dramas de la economía venezolana, que ha registrado una caída histórica en los últimos siete años.

¿Se mantendrá esta estrategia? De acuerdo con fuentes políticas consultadas por Banca y Negocios, en el gobierno se debate internamente sobre los resultados económicos de esta línea estratégica, ya que hay sectores que demandan medidas urgentes que reviertan la dolarización e incrementen los controles sobre la circulación de divisas y los precios de bienes y servicios.

Cyndi NERO, con información de -banca&negocios-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario