Justicia española incauta hotel madrileño propiedad de los hijastros de Maduro

La organización criminal que blanqueó 159 millones de euros para los hijastros de Maduro compró un hotel en Madrid por 15 millones de euros para lavar dinero procedente de la corrupción de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Se trata del Hotel Torrelaguna, situado en el barrio madrileño de Ciudad Lineal. El establecimiento permanece activo, explotado por una cadena británica. Consta de cuatro plantas en superficie, con uso hotelero, y otras tres plantas subterráneas con 124 plazas de aparcamiento.

Los gestores de la sociedad Columbus One Properties SL firmaron el 14 de marzo de 2016 un contrato para comprar el hotel Torrelaguna por 15 millones de euros.

Para ello invirtieron una parte de los 600 millones de euros que la red había obtenido mediante un fraude cometido con el cambio de divisas en varios contratos de la petrolera PDVSA, según los informes de la UDEF remitidos a la juez de la Audiencia Nacional María Tardón.

Las sociedades llevan a Gorrín

La sociedad Columbus One Properties SL estaba gestionada por los cuatro socios que se reparten su accionariado al 25%: Ralph Steinmann, Luis Fernando Vuteff García, José Vicente Amparán Croquer y Darío Ramiro Ale Iturralde.

Los 600 millones de euros que blanquearon desde España proceden del beneficio de una línea de crédito de 1.200 millones de dólares contratada por la petrolera PDVSA con el grupo Rantor Capital de Raúl Gorrín Belisario, propietario de la cadena de televisión Globovisión.

Según informó Sumarium, la jueza española ordenó la incautación de dicho hotel en Madrid comprado por los cómplices de Gorrín y los hijos de Cilia Flores. «La Juez considera que se adquirió con fondos corruptos y lo ha incautado y prohibida su venta y disposición», reseñaron.

Daddy LLUKA, con información de -primerinforme-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario