Estados Unidos pone fin al plan maestro 5G del comunismo chino

Este miércoles el gobierno de Donald Trump se apuntó una victoria contra el régimen comunista de China por medio de su campaña “red limpia” y de esta manera Estados Unidos pone fin a las intenciones del partido comunista chino sobre la red 5G. Estados Unidos sacó del juego a la empresa china Huawei Technologies Co. que es la proveedora de la infraestructura crítica de telecomunicaciones en muchos países.

El esfuerzo aseguró una serie de compromisos de los gobiernos para excluir a los proveedores no confiables de sus redes inalámbricas de 5G.  Desde enero más de 50 países y al menos 180 empresas de telecomunicaciones se habían unido a la iniciativa “Red limpia”, promovida por EEUU.

¿Quiénes son parte de la alianza?

Esta alianza multidimensional incluye a 26 de los 27 estados de la Unión Europea, además de países tecnológicamente avanzados como Japón, Israel, Australia, Singapur, Taiwán, Canadá, Nueva Zelanda e India.

Este triunfo de EEUUs parecía imposible a principios de este año. China, un jugador dominante en el mercado global, parecía imbatible.

Esta lucha de EEUU por convencer a sus aliados de que evitaran a los proveedores como Huawei y ZTE, viene de hace años motivada a la seguridad nacional y a las advertencias que la administración Trump ha hecho sobre la dependencia de tecnologías chinas.

Esta dependencia cuestionada por Trump estaba profundamente arraigada en la próxima generación de telecomunicaciones globales. Pero esos esfuerzos no habían logrado controlar a Huawei, pero este miércoles trascendió que Estados Unidos pone fin al plan 5G del Partido Comunista Chino.

Todo lo que perdió China por la campaña “Red limpia” de EEUU

En febrero, Huawei anunció que tenía 91 contratos comerciales de 5G fuera de China, con 47 de los contratos en Europa y 20 en Asia. En enero, por ejemplo, el Reino Unido declaró que permitiría a Huawei suministrar equipos 5G, lo que generó tensiones entre Londres y Washington.

«Estados Unidos está persiguiendo repetidamente a sus países aliados para que prohíban a Huawei desarrollar 5G, pero la mayoría de ellos lo ha negado», declaró Huawei en su sitio web en febrero.

Para cambiar el rumbo, el Departamento de Estado lanzó en abril una campaña que requería un «camino limpio» para todo el tráfico de red 5G independiente sobre que entra y sale de las instalaciones diplomáticas de EE.UU., como se describe en la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2019.

El Camino Limpio fue el primero de varios movimientos estratégicos de La Red Limpia que la administración implementó para mantener las redes y datos críticos de Estados Unidos a salvo del Partido Comunista Chino (PCCh).

Al mes siguiente, el Departamento de Comercio reforzó los controles de exportación de Huawei, calificandolo de amenaza a la seguridad. Más tarde, el Pentágono incluyó a la compañía en la lista negra debido a sus vínculos con el ejército chino.

Otras de las estrategias empleadas por EEUU contra el 5G chino

Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. anunció en mayo que iniciará la fabricación de chips de 5 nanómetros más avanzada del mundo en Arizona.

Esto es un hito importante para asegurar la cadena de suministro de semiconductores y una red 5G segura para los EEUU y sus socios. La Red Limpia aborda «la amenaza a la privacidad de los datos, la seguridad, los derechos humanos y la colaboración por un mundo libre de autoritarismos».

El Departamento de Estado explicó las acciones de EEUU e instó a otros países a tomar medidas para asegurar sus redes 5G.  Keith Krach , subsecretario de estado para el crecimiento económico, la energía y el medio ambiente, fue la persona detrás del esfuerzo.

Krach, ex empresario y veterano de Silicon Valley, acuñó el término Red limpia y lideró la iniciativa para quitarle el impulso a Huawei uniendo aliados. Y en unos meses, la red obtuvo un apoyo internacional abrumador.

En la actualidad, la gran mayoría de los miembros de la UE, la OTAN y la OCDE adoptaron el programa Clean Network.

«El impulso de La Red Limpia cambió el rumbo de Huawei y el plan maestro 5G del PCCh», dijo Krach durante una entrevista para The Epoch Times. “Demostró que China Inc. es vencible. Y en el proceso, expusimos su mayor debilidad: su falta de confianza».

Cindy NERO, con información de -primerinforme-

Puedes dejar una comentario.

Deja un comentario